miércoles, 13 de abril de 2016

El Perú en el Ranking Latinoamericano: PBI en Dólares y PBI PPA 2015

El Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de publicar su valioso documento semestral denominado World Economic Outlook (WEO), en el que analiza la situación económica global y su probable devenir, y consigna datos de sumo interés para nuestro campo de estudios.

Aprovechando dicha circunstancia, hoy extraeremos de allí los que atañen al producto bruto interno (PBI) de los países de la región.

Los datos corresponden al año 2015, pero a modo comparativo e informativo también consignamos los del 2014, así como los estimados para el presente año, haciendo la observación de que estos últimos deben tomarse con cautela, dada la complejidad de pronosticar en economía, especialmente con entornos aún inciertos como el actual.
Veamos primero el PBI en dólares corrientes, resultante de dividir el PBI nominal en moneda nacional por el tipo de cambio promedio del año.

Una de las primeras constataciones en el cuadro es el descenso del indicador en la mayoría de economías, especialmente las más grandes. Eso se explica por el mínimo o nulo crecimiento, o inclusive el retroceso, de su PBI (ante la fuerte caída de sus exportaciones de commodities), y por la desvalorización de sus monedas frente al dólar.

Como se observa, Brasil, es la economía más grande, hecho comprobable con su dato de US$ 1.77 billones. Sin embargo, viene atravesando una grave crisis, que el año pasado hizo retroceder casi 4% su PBI real, y en el actual volvería a repetir el traspié.

México, ubicado segundo, también vio disminuir levemente su producto en dólares.

Argentina, en cambio, fue el único de los siete principales países que lo vio crecer. Pero tal situación se revertiría con fuerza este año, en que el país está sintiendo los efectos del fuerte ajuste que aplica su flamante gobierno para intentar acabar con la elevada inflación.

En el cuarto lugar se ubica Colombia, con un dato que disminuyó considerablemente frente al del año 2014, y que no se explica por el desempeño del PBI (pues el país creció más de 3%), sino por el fuerte debilitamiento de su moneda, en el marco de una severa reducción de las exportaciones de petróleo por efecto de la caída de su precio.

Después se sitúa Chile, que también tuvo una leve reducción de su producto en dólares corrientes. Como se sabe, el país viene registrando un período de bajo crecimiento debido a la baja del precio del cobre, su principal fuente de divisas e ingresos fiscales.

Venezuela, hasta hace un par de años dueña de la quinta posición, hoy se ubica en la sexta, y a punto de descender a la séptima. Su producto en dólares es cada vez menor, como consecuencia de la estrepitosa caída real de su economía y la imparable devaluación de su moneda, terriblemente afectada por la inflación, la más alta del mundo.

El Perú, que también está afrontando una reducción de su producto en dólares, mantiene su tradicional séptimo lugar regional (aunque con perspectivas de adueñarse del sexto, a costa de Venezuela). Dicho decrecimiento tuvo lugar debido a una expansión sólo mediocre (de 3.3%) del PBI, que no pudo contrarrestar la apreciable caída del sol frente al dólar.

Veamos ahora los datos en términos de paridad de poder adquisitivo (PPA). Si bien este método de cálculo se sustenta en el dato corriente, lo hace ajustándolo según su poder de compra, de acuerdo a una paridad internacional o tipo de cambio que permite comparaciones mucho más apegadas a la realidad. De esa manera, toma en cuenta el hecho de que, por sus menores precios y costos, en los países menos desarrollados un dólar permite adquirir más bienes que en los países más desarrollados. Es por ello que en la gran mayoría de países latinoamericanos el PBI PPA es considerablemente mayor que aquél expresado en dólares corrientes.

Los países con menos diferencial entre el PBI PPA y el PBI expresado en dólares corrientes son Uruguay (donde el primero es mayor que el segundo en sólo 19%) y Costa Rica (42%).

En el resto de países, en cambio, la situación es similar a la mencionada para los países en desarrollo, con un PBI PPA muy superior al dato nominal.

Hace algunos años Brasil solía tener (contrariamente a la mayoría de países en desarrollo y debido a sus elevados costos internos, entre ellos los tributarios) un PBI PPA inferior al expresado en dólares. Pero la situación ha cambiado, y hoy su primer dato es 80% mayor que el segundo.

En el Perú, el PBI PPA resulta 102% más alto que el dato nominal, reflejando la presencia de costos bajos, que permiten a la población disponer de una capacidad adquisitiva mayor de la que se podría inferir a partir del simple dato nominal. Ello ocurre porque el PBI corriente en soles, en lugar de dividirse por el tipo de cambio Soles por Dólar (3.184) se divide por el tipo de cambio Soles por Dólar Internacional Corriente, que asciende a 1.573.

Y en otros países, como Venezuela, Colombia, Bolivia, Paraguay, República Dominicana, El Salvador, Honduras y Nicaragua, la diferencia entre los métodos reseñados es inclusive mayor que en el nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog