lunes, 25 de abril de 2016

Un Nuevo Puerto en Pucallpa

Pucallpa, la segunda ciudad más grande de la selva peruana, es también la segunda más importante del país en materia de transporte fluvial, en ambos casos sólo por detrás de Iquitos.

Lamentablemente, la cálida urbe, situada a orillas del caudaloso río Ucayali (uno de los dos que conforman el Amazonas), no ha estado en este aspecto, por lo menos en las últimas décadas, a la altura de los requerimientos. Ocurre que su antiguo puerto, construido en la década de 1980, devino inservible a tan sólo cuatro años de haber comenzado a operar, cuando el río cambió su curso y lo puso fuera de juego, como resultado de lo cual dejó de operar completamente en 1995.

Eso dejó el negocio casi exclusivamente en manos de numerosos embarcaderos con pésimas infraestructuras, operados de manera informal, y totalmente incompatibles con un transporte moderno.

Afortunadamente, una empresa privada acaba de dar pasos tendentes a superar dichas carencias. Se trata de Logística Peruana del Oriente (LPO) del Grupo Romero, que construyó su terminal y comenzó a operar hace dos años, atendiendo los requerimientos portuarios de las empresas de gas y petróleo de la zona. Pero luego, seducida por la estratégica ubicación de Pucallpa y el gran potencial derivado de ello, solicitó a la Autoridad Portuaria Nacional (APN) su habilitación como terminal multipropósito, para la movilización de carga general, a granel, contenedorizada y fraccionada. La autorización le fue otorgada en noviembre del año pasado y por eso el puerto ya opera, como terminal privado de uso público, en la función mencionada.

Es que Pucallpa es la ciudad donde finaliza la carretera central que llega desde Lima, y prácticamente el único punto del país desde el cual se puede abastecer a Iquitos, la principal ciudad de la selva peruana y la quinta más poblada del país. Siendo así, tiene un flujo comercial asegurado.

Fue por eso que LPO se animó a desarrollar el negocio, con un muelle muy superior en infraestructura y equipamiento a los previamente existentes allí. Ejemplos de ello son sus tres espigones de 39.60 metros de largo y 9.40 de ancho, y sus tres grúas Liebherr FCC 230, capaces de cargar 30 toneladas métrica en un radio que varía entre 3 y 20 metros. El área total del terminal es de 8,352 metros cuadrados.

Una muy grata noticia para la bella capital de Ucayali, que de esa manera podrá reactivar con nuevos bríos un negocio que nunca debió haber descuidado y para el cual tiene indudables ventajas geográficas.

Y la buena nueva no termina allí, pues a mediano plazo también volverá a operar, ampliado y modernizado, el antiguo puerto, cuyo expediente técnico de rehabilitación está en plena elaboración por parte del consorcio especializado que ganó la buena pro en febrero.

1ra y 4ta Fotos: Google Maps
2da Foto: APN
3ra Foto: Constructivo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog