miércoles, 27 de abril de 2016

Venezuela: Por Fin, una Cola Hecha con Alegría

Como nos lo hace saber el siguiente video de la cadena española Antena 3, la situación económica, política y social de Venezuela, el país donde los presidentes Chávez y Maduro pretendieron imponer el revolucionario "Socialismo del Siglo XXI", es catastrófica.



La prueba más palpable la constituyen las inmensas colas que la sufrida población debe efectuar cada día, para intentar adquirir los productos más elementales, como alimentos y medicinas.

Es que la nefasta política gubernamental, con sus controles y demás restricciones a la iniciativa privada, desincentivó por completo la inversión y la producción, obligando al país a importar casi todo. Y como luego se desplomó el precio del petróleo, el país se quedó sin gran parte de las divisas requeridas para dichas compras externas.

El resultado de todo ello ha sido la brutal escasez de prácticamente todos los bienes de consumo, desde la harina, el azúcar y el aceite hasta el papel higiénico y las toallas sanitarias. No en vano la inflación, convertida ya en hiperinflación, es la más alta del mundo, y según el FMI este año superaría el 700%.


Venezolanos en Lima comparan los supermercados de su país y los del nuestro. Los de ellos
quedaron desabastecidos por una nefasta política, que también destruyó su economía.

La cereza en la torta de esa lamentable situación la viene constituyendo el tremendo racionamiento de electricidad, ante la menor producción de la principal hidroeléctrica del país, afectada por la falta de agua en su embalse.

El gobierno que le prometía al pueblo mil y una maravillas del paraíso socialista no hizo nada por diversificar las fuentes de generación energética y lo dejó totalmente expuesto ante una sequía. De la misma manera en que no hizo nada para romper la escandalosa dependencia del petróleo, principalísima y casi única fuente de divisas y de ingresos fiscales. Su última "brillante" idea, en su desesperado intento por lidiar con la escasez, ha sido decretar que el sector público deje de laborar tres días a la semana mientras dure la emergencia. El país cuya economía es una de las que más viene cayendo a nivel mundial se da el lujo de trabajar menos, obligado por su incapacidad e incompetencia.



En medio de ese negro panorama, hoy se apreciaron unas nuevas y largas colas, tanto en Caracas como en las otras capitales de estado. Pero no eran, como las otras, colas para ingresar a los centros de abasto, ni estaban formadas por personas quejándose de la terrible situación actual del país. Más bien eran colas formadas por gente entusiasta y alegre, que se dirigía a firmar un formulario.

Es que por fin, y luego de varios meses de injustificadas maniobras dilatorias, el tribunal electoral del país autorizó el inicio del proceso por el cual el pueblo podrá estampar su firma para solicitar la revocatoria del gobierno actual. Y como la gran mayoría de la población anhela tal cosa, para poner fin a la pesadilla que está viviendo, la respuesta a la convocatoria fue multitudinaria.

2 comentarios:

  1. SI RECUERDO HABER ESTADO EN ESA MISMA SITUACION EN LOS AÑOS 80, DONDE ME LEVANTABAN DE MADRUGADA PARA HACER LAS COLAS X EL AZUCAR, EL ARROZ, LA LECHE ETC, Y A ESO SUMADO LOS COCHEBOMBAS, QUE TERMINE ACOSTUMBRANDO COMO SI FUERAN FUEGOS ARTIFICIALES. NO QUISIERA QUE TENGAMOS QUE VIVIR NUEVAMENTE ESA PESADILLA.

    ResponderEliminar
  2. La situacion de Venezuela es muchisimo peor que la que tuvo Peru durante el gobierno de Alan Damian , alla falta casi todo, los enfermos se mueren por falta de medicinas, el hampa mata miles de miles de venezolanos y al pais lo tienen secuestrado.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog