martes, 19 de abril de 2016

Los Corredores No Pueden Parar

Después de la satisfacción que le había generado a la ciudadanía el reconocimiento por parte de la actual gestión municipal (y tras un período de dudas) de la necesidad e importancia del sistema de corredores viales complementarios de nuestra capital (más conocido como "Corredor Azul"), fue una verdadera decepción encontrarse con noticias que hablaban de anulación de contratos en el mismo.

Cuando parecía que el sistema puesto en marcha por la anterior gestión municipal había superado los más diversos cuestionamientos, y cuando todo parecía transitar sobre ruedas, camino a su consolidación, resultaba difícil entender una situación como la descrita, en el marco de mutuas acusaciones entre la Municipalidad de Lima (MML), el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y varios de los consorcios que venían actuando hasta hoy en fase preoperativa.



Sin embargo, la cosa parece estar bastante clara. Tal como se explica en el adjunto comunicado del instituto municipal Protransporte, las objeciones no partieron de la MML, sino del MEF, que ya desde octubre del año pasado había señalado graves irregularidades en los contratos (entre ellas la de no contar con su indispensable aprobación), razón por la cual llegó a declarar su total nulidad.

Un mes después, y a petición de la MML, el ministerio estableció, de manera excepcional y mediante un decreto de urgencia, un procedimiento que permitió reevaluar los documentos. Pero al revisarlos determinó que el negocio no era autosostenible, lo que a la larga podría perjudicar tanto al usuario (con probables alzas desmesuradas de pasajes) como a la propia MML. Frente a ello, ésta decidió exigir a las empresas concesionarias la firma de adendas que permitieran obtener el imprescindible visto bueno del MEF. La gran mayoría de consorcios accedió, por efecto de lo cual dieciocho contratos fueron aprobados sin problemas por éste. Pero tres consorcios (TGA, Javier Prado Express y Lima Perú) se negaron, lo que determinó la nulidad de sus contratos, dado que sin la opinión favorable del MEF éstos devienen nulos de pleno derecho.

Así las cosas, y salvo que se encuentre alguna solución que satisfaga a todos, el asunto parece definido con la exclusión. Ojalá ésta no afecte una reforma que, inclusive sin haber podido ser totalmente puesta en práctica (debido a los múltiples tropiezos con los que se ha enfrentado) ha demostrado su utilidad e importancia.

A través del video adjunto y un Comunicado, la MML asegura que esto último no ocurrirá. Sólo queda esperar que sus afirmaciones sean acompañadas de actos y medidas que disipen las dudas al respecto.

Fotos: Protransporte

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog