lunes, 18 de abril de 2016

Siete Grandes de América Latina: Así van en Riesgo-País (abril 2016)

A diferencia de lo ocurrido el año 2015, y de la mano de una cierta atenuación del nerviosismo económico y financiero internacionales (que se ha traducido, por ejemplo, en la recuperación de los precios de los commodities y también del valor de sus monedas), el riesgo país de los principales países latinoamericanos viene registrando en lo que va del año una notoria disminución.

Como se sabe, dicho indicador está ligado a la probabilidad de que un país incumpla el servicio de su deuda. Tal evaluación se deriva de su situación y desempeño fiscal, macroeconómico, externo y también político, pues esos factores definen sus perspectivas de captar inversiones, crecer, mejorar sus ingresos y por ende incrementar su capacidad de pago.

Existen diversas herramientas para medirlo, siendo una de las más empleadas el denominado EMBIG (Emerging Market Bond Index Global o Índice Global de Bonos de Mercados Emergentes) o EMBI+. Éste toma en cuenta la diferencia de rendimiento entre los bonos en dólares emitidos por el país en evaluación y los del Tesoro de Estados Unidos (considerados los más seguros del mundo). A más diferencia, mayor nivel de riesgo.

Veamos, con información al 13 de abril proporcionada por nuestro Banco Central de Reserva (BCR), cómo marchan las siete principales economías de la región en el tema (ya que disponemos del dato de Ecuador, también lo incluimos). Los datos están expresados en puntos básicos (pbs, siendo cien de ellos equivalentes a un punto porcentual).

Esta vez, Chile ha recuperado su condición de país de menor riesgo, privilegio que a fines del año pasado era del Perú, que sin embargo se mantiene muy cerca, con la segunda mejor evaluación.

Un poco más atrás se ubican Colombia y México, con cerca de 300 pbs.

En un tercer grupo se sitúan Brasil y Argentina, con poco más de 400 pbs. Lamentablemente para el primero de ellos, su economía viene atravesando serios problemas, agravados por una grave crisis política, que seguramente lo llevarán a incrementar su riesgo y perder muy pronto su quinto lugar. Para el segundo, en cambio, la situación y su imagen financiera vienen mejorando rápidamente, gracias a las nuevas actitudes, medidas y enfoques económicos de su flamante gobierno. Muestra de ello es que, en un exitoso retorno a los mercados internacionales después de quince años, acaba de efectuar una emisión que tuvo una enorme demanda y se tradujo en una tasa de interés menor a 8%, reflejando un creciente nivel de confianza en el gobierno y en las capacidades y el potencial del país.

En la parte final de la tabla se hallan dos países cuyas políticas heterodoxas los tienen con los más grandes niveles de riesgo. Uno es Ecuador, cuya economía, golpeada por el bajo precio del petróleo y el reciente fortalecimiento del dólar, comienza a precipitarse a la recesión. El otro es Venezuela, que está atravesando una caótica situación económica que se refleja meridianamente en su enorme nivel de riesgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog