domingo, 10 de enero de 2010

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Inflación 2009

El 2009 fue un año de generalizada y drástica disminución de la inflación en América Latina, luego de la escalada de los precios en el 2008. Inclusive tres países tuvieron registros negativos. Con ello, la región dio un importante paso en pos de su estabilidad macroeconómica, teniendo en cuenta que el mencionado fenómeno no es otra cosa que el reflejo de un desequilibrio en la gran ecuación que tiene de un lado a la oferta y del otro a la demanda.

Sin embargo, y pese a la baja, la variable en mención aún siguió constituyendo un problema serio en algunos países, principalmente Venezuela y Argentina, cuyas tasas se sitúan entre las más altas del mundo.

En el primer país, según datos oficiales (no compartidos por muchos analistas, que consideran que fue mayor) se mantuvo por encima del 25%. Así las cosas, se convirtió en la principal causa de la violenta devaluación que se ha tenido que decretar en estos días.
En Argentina, si bien los voceros del gobierno defienden su dato, fuentes privadas consideran que en realidad superaría el 15%. De ser cierto esto último, significaría que la inflación continúa siendo un problema tan serio como en el año 2008.
En ambos países, los gobiernos deberán tomar medidas que reduzcan el gasto público y la demanda, y que propicien un ambiente favorable a las inversiones privadas, y con ellas a una mayor oferta.

En Uruguay, República Dominicana y Ecuador, no obstante que continúa siendo significativa, la inflación registra importantes disminuciones respecto del año previo, lo cual resulta muy positivo.

Por su parte, en los dos principales países de la región, es decir Brasil y México, los niveles son muy aceptables, y muestran significativas tendencias a la baja.

La tabla nos permite ver, además, que existe un numeroso grupo de países con tasas sumamente bajas. La de Colombia, que registró una notable disminución, es ya de apenas 2%, y las de aquéllos que le siguen inclusive menores.

El Perú, por ejemplo, finalizó el año con una inflación de sólo 0.25%, casi idéntica que la de Bolivia. Y hubo tres países: El Salvador, Guatemala y Chile, donde los precios no sólo no subieron, sino más bien retrocedieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog