domingo, 11 de enero de 2015

América Latina: PBI de los Siete Grandes al Tercer Trimestre 2014

Con sus grandes incertidumbres y problemas, el año recién terminado no resultó bueno para las más importantes economías del mundo, que siguieron mostrando debilidad y bajo dinamismo. Ello afectó la demanda de los principales commodities y redujo sus precios, disminuyendo los ingresos por exportación y, consecuentemente, la tasa de crecimiento de numerosas economías emergentes, entre ellas las más importantes de América Latina, para muchas de las cuales los commodities, ya sean metales, hidrocarburos o productos agrarios, resultan fundamentales fuentes de divisas y de recursos fiscales.

Eso se comprueba con la información disponible hasta la fecha, que nos dice que de las siete principales economías de la región sólo la colombiana ha tenido un desempeño destacable, como lo prueba su producto bruto interno (PBI), que entre enero y setiembre se ha expandido a la apreciable tasa de 5.0%. Sin embargo, el dato del último trimestre, cuando el precio del petróleo (principal producto de exportación del país) registró una abrupta caída, podría no ser tan halagüeño, y reducir la tasa de cierre del año.

El Perú, en años anteriores el país más dinámico de la zona, en el 2014 sólo se ubica segundo, con un incremento productivo que hasta octubre se situó en 2.75%. Luego figuran México, con 1.9% y Chile con 1.8% (hasta octubre). El país azteca, si bien por su estructura exportadora (fuertemente industrial y por ende muy distinta a la de los otros países) no se ha visto mayormente afectado por la caída de los commodities, sigue confrontando (pese a las importantes reformas llevadas a cabo) trabas que frenan su crecimiento.

El coloso regional, Brasil, apenas logra un ínfimo 0.2%, pero la debilidad de sus más recientes datos (caídas de 0.9% y 0.2% en los dos últimos trimestres) no permiten asegurar que el año sea concluido con un dato positivo. Algo parecido ocurre con Argentina, que desde la segunda parte del año 2013 muestra una clara desaceleración, que en el tercer trimestre del 2014 ha tenido la  forma de un decrecimiento, llevando a que la tasa acumulada en el período enero-setiembre sea de 0%, y poniendo al país ad portas de cerrar  el año con una negativa.

La situación venezolana es mucho más grave, con un escenario macroeconómico caótico. que no sólo espanta la inversión privada y propicia una altísima inflación, sino que augura, por la insensatez de las políticas que se sigue poniendo en marcha, una situación aún más difícil para la población. Según datos oficiales, hasta setiembre la actividad productiva venía cayendo nada menos que 4%.

Luego de haber revisado las cifras del crecimiento en los primeros tres meses veamos a cuánto ascendieron los PBI de estos países el último año (considerando el valor de lo producido en los trimestres 2013-IV, 2014-I, 2014-II y 2014-III). Los datos, provenientes de las páginas web de sus correspondientes bancos centrales o institutos de estadística, han sido obtenidos en moneda nacional, y convertidos por nosotros a dólares corrientes, empleando el tipo de cambio oficial promedio del período. Lamentablemente, Venezuela aún no publica sus cifras, por lo que, a modo referencial, incluimos el dato que para el cierre del año 2014 le estima el Fondo Monetario Internacional.

La economía más grande es la de Brasil, cuyo PBI alcanza en el período considerado los US$ 2.2 billones. El producto del segundo país más grande, México, asciende a casi US$ 1.3 billones.

El tercero en la lista es Argentina, con un dato que llega a los US$ 544 mil millones, monto ligeramente inferior al que se registraba hasta el segundo trimestre y que es atribuible conjuntamente a la inminente recesión en la que se halla la economía y a la fuerte devaluación del peso en el transcurso del año.

Luego figura Colombia, con un producto que se acerca a los US$ 385 mil millones, y tras ella se sitúa Chile, con una cifra de casi US$ 263 mil millones.

Venezuela, que continúa perdiendo posiciones en esta lista, ahora se sitúa penúltima, afectada no sólo por su decrecimiento productivo sino también por la fuerte devaluación de su moneda, debido a la altísima inflación de aproximadamente 60% (la más alta del mundo) imperante allí. El PBI del país petrolero, otrora superior a los US$ 370 mil millones, hoy se sitúa (según la estimación del FMI) en apenas US$ 209 mil millones.

Cierra la lista el Perú, con un dato de US$ 202 mil millones (US$ 204 mil millones según el BCR), que como vemos ya se halla muy próximo al venezolano, y que de mantenerse las tendencias económicas actuales nos permitiría acceder pronto al sexto lugar regional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog