miércoles, 29 de julio de 2015

El Pronóstico de la CEPAL para el 2015

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) dio a conocer hoy el contenido de su más reciente publicación, el Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2015.

En el importante documento se consigna, entre otras informaciones, la del crecimiento esperado para este año de los países de la región, a la luz de su propio desempeño y del aún difícil e incierto panorama económico global.

Las cifras, que no son halagüeñas y más bien son bastante más pesimistas que las del informe previo, reflejan lo que viene ocurriendo, por ejemplo, en materia de exportaciones de los commodities (petróleo, cobre, oro, hierro, soya y otros), cuyo sensible descenso de precios ha impactado severamente en la mayoría de economías. Exceptuando a Argentina, todos los países han visto reducir o mantener invariable su tasa estimada, por lo que el crecimiento promedio esperado para la región ha disminuido desde el 1% del informe anterior a sólo 0.5%.

El país latinoamericano que más crecería sería Panamá, con una tasa de 6% explicada en gran parte por la cuantiosa inversión efectuada para ampliar su famoso canal. El segundo sería República Dominicana (4.8%), que, al igual que la nación del istmo, viene expandiéndose de manera considerable desde hace un buen número de años.

Tras ellos se situarían cuatro de los países más pobres de nuestro subcontinente: Nicaragua, Bolivia, Guatemala y Paraguay, con tasas de 4.8%, 4.5%, 4.0% y 4.0%, respectivamente.

Y luego figuraría el Perú, uno de los países que más enfáticamente puede dar fe de que la situación externa actual realmente está afectando el desempeño regional. Nuestro país tendrá, según la CEPAL, un crecimiento de 3.5%, menor al previsto anteriormente, de 4.2%. Sin embargo, siendo modesta, nuestra tasa sería mucho mayor que la del promedio regional, que sólo alcanzaría el 0.5%.

Colombia se expandiría casi igual que nuestro país, en tanto que Chile y México lo harían aproximadamente en un punto menos. Ecuador, fuertemente golpeado por el bajo precio del petróleo, dejaría atrás cinco años de desempeño muy aceptable y sólo crecería 1.9%.

Pero la situación más complicada sería la de tres de los países más grandes de la región, y también socios del Mercosur. Argentina sólo se expandiría 0.7% (tasa que aún así constituiría una buena noticia, habida cuenta que la del anterior pronóstico cepalino era nula), Brasil caería 1.5% y Venezuela, confirmando que atraviesa un momento terriblemente crítico en materia económica, volvería a decrecer considerablemente, esta vez a una tasa de 5.5%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog