viernes, 24 de julio de 2015

Los Bypasses del Norte de Lima

En su zona norte, Lima no tiene una salida tan fluida como en el sur, pues allí la Carretera Panamericana no dispone de una infraestructura vial idónea. Afortunadamente, como veremos ahora, en los últimos años ha hecho importantes avances al respecto, con bypasses e intercambios que están agilizando el desplazamiento de los miles de vehículos que emplean esa ruta.

Lo primero que se aprecia al avanzar en esa dirección es el bypass Habich, inaugurado el año 2008.

Luego de un recorrido de 2.2 kilómetros aparece el bypass Tomás Valle, situado en las inmediaciones del centro comercial Plaza Norte y desde el cual, avanzando algunos kilómetros hacia el oeste, se puede llegar hasta el aeropuerto internacional Jorge Chávez.

Cinco cuadras después se observa el intercambio Angélica Gamarra, el único del país con pistas en tres niveles.
Tras 1.6 kilómetros más, se llega al bypass Izaguirre.
Avanzando otros 670 metros, se puede ver el bypass Los Alisos, cuya construcción culminó en los primeros meses del presente año.
Por último, a 2.4 kilómetros de allí se sitúa, con sus cuatro orejas, el intercambio de la muy importante avenida Universitaria.
Pero faltaba construir, entre estos dos últimos, el intercambio Naranjal. Eso es lo que se está haciendo ahora, con una inversión de US$ 40 millones, para que, una vez terminado (en los primeros meses del próximo año), luzca como en el video adjunto.



Y el último componente de este rosario de infraestructuras viales será el intercambio 25 de Enero, que se viene construyendo desde noviembre del año pasado en la zona conocida como Infantas, 1.9 kilómetros al norte del intercambio de la avenida Universitaria. La obra, observable en el video que sigue, está próxima a ser culminada.



A diferencia de la casi totalidad de estas obras, que fueron construidas con recursos directos de la Municipalidad de Lima, las dos últimas lo están siendo por la empresa Rutas de Lima SAC, que a inicios del año 2013 se adjudicó la concesión del tramo carretero de 31.5 kilómetros que va desde el intercambio Habich hasta el de Ancón. Como parte de su compromiso contractual también construyó el bypass Los Alisos y ahora, a la par que explota y mejora la ruta, estará encargada de su mantenimiento.

Considerando la vital importancia de contar con un tránsito fluido que favorezca las actividades comerciales y económicas, resulta grato ver que, ya sea con recursos propios o promoviendo la inversión privada, Lima está dando pasos en tal dirección.

2 comentarios:

  1. Ojala no los pinten amarillo.

    ResponderEliminar
  2. Seria una excelente obra, si convierten la Av Tomas Valle en autopista.
    De esa manera habria una opcion directa de llegar al aeropuerto, para los distritos de La Molina, Surco, Ate, Chosica, Santa Anita, El Agustino.
    Y se descongestionaria la av. Faucet.
    saludos, y gracias por el resumen de los bypasses.
    Ojala Tomas Valle sea un autopista.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog