viernes, 10 de julio de 2015

Línea 2: los Primeros Pasos de la Excavación

La AATE, entidad gubernamental supervisora de lo concerniente al transporte masivo en Lima y Callao, publicó hoy interesantes imágenes acerca del megaproyecto de la Línea 2 del Metro de Lima.

Las dos primeras se refieren a uno de los cuatro pozos de ventilación que se viene excavando en la Carretera Central como parte de la etapa 1-A del proyecto, que comprende el tramo de cinco kilómetros de largo entre la Vía de Evitamiento y el Mercado de Santa Anita.

El pozo que se observa es el número 23, ubicado a la altura de la avenida La Cultura, en las cercanías del hospital Hermilio Valdizán. Por cada uno de esos enormes agujeros, que deberán ser profundizados hasta el nivel por el que discurrirán los trenes, se bajará los equipos que comenzarán a perforar horizontalmente el subsuelo, tanto hacia el oeste como hacia el este, hasta alcanzar el lugar donde se ubicarán las dos estaciones más próximas, en este caso las denominadas La Cultura y Mercado de Santa Anita, respectivamente, las que, al igual que todas las demás, serán construidas por el método cut and cover.

Por su parte, las imágenes que siguen, también publicadas por la AATE, buscan darnos una idea de las características de las estaciones, tanto en su zona de ingreso como en su interior.

La primera, referida a la estación Mercado de Santa Anita (que estará a la altura de la avenida Separadora Industrial), nos muestra la ubicación de uno de sus dos puntos de ingreso. Allí destacan sus escaleras (una fija y dos eléctricas), en tanto que en sus inmediaciones se puede ver su ascensor, su lugar de estacionamiento de bicicletas y su totem indicativo, con el logo del sistema. El otro acceso se ubicará cruzando la avenida, junto a la tienda Idea Hogar.

La segunda imagen, que constituye un corte transversal de la estación, permite apreciar en forma esquemática los niveles a los cuales se accede al descender por las escaleras. Primero al del prevestíbulo, y luego a los del vestíbulo y el andén. En este último, como se sabe, habrá mamparas de metal y vidrio que impedirán que las personas caigan a la vía férrea, y cuyas puertas se abrirán de manera sincronizada con las del tren, únicamente cuando éste se haya detenido.

Y la última ilustración también ofrece un corte, pero longitudinal.

Como acabamos de ver, los trabajos ya son intensos en los cuatro pozos a los que acabamos de hacer referencia. que seguramente en pocos días alcanzarán una gran profundidad. Pero la intensidad no se limita a esos lugares, sino se extiende a la zona del patio de maniobras, donde desde fines del año pasado se trabaja a toda máquina para construir el que será el albergue y centro de mantenimiento de los trenes, pero también el centro de control del sistema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog