lunes, 6 de julio de 2015

El Saludable Proceso de Desdolarización

El crédito, que es la forma en que el ahorro se canaliza desde los agentes económicos superavitarios hacia los deficitarios, es uno de los elementos fundamentales del proceso económico de un país. Al complementar el ingreso disponible, hace posible la adquisición de los bienes de consumo que las personas requieren y demandan para elevar su nivel de bienestar, y las materias primas, bienes intermedios (insumos) y bienes de capital que el sector productivo necesita para llevar a cabo su proceso de transformación y de creación de oferta.

Por ende, es indispensable propiciar que fluya adecuadamente
Eso ya viene ocurriendo de manera bastante aceptable desde hace un buen tiempo en nuestro país, pues el modelo basado en el libre mercado, la estabilidad macroeconómica y las reglas de juego claras ha propiciado una sustancial baja de la inflación, el fortalecimiento de la moneda, el dinamismo de la economía y la mejora de las perspectivas, generando un ambiente de confianza y optimismo que ha incentivado el ahorro y dado lugar a una importante disponibilidad de fondos prestables. El crédito, que hasta fines de los 80 y por efecto del descalabro económico había devenido escaso y caro, reapareció en las dos últimas décadas, y cada vez es más asequible en cuanto a montos, plazos y tasas.

Pero estaba pendiente la reducción del elevado nivel de dolarización existente, pues del total de los depósitos en el sistema financiero y créditos disponibles, la gran mayoría estaba constituida por la moneda de Estados Unidos. La terrible hiperinflación padecida por nuestro país hasta fines de los años 80 había reducido casi a cero la credibilidad en nuestra moneda, llevando tanto a los ahorristas como a los prestatarios a elegir siempre al dólar en sus operaciones de depósito y en sus créditos.

Felizmente, el referido fenómeno, tanto en lo que respecta a depósitos como a créditos, viene disminuyendo sostenidamente, tal como se puede ver en el cuadro adjunto, publicado hace poco por el Banco Central de Reserva (BCR). Éste muestra que mientras trece años atrás, en mayo del año 2002, el coeficiente de dolarización del crédito privado casi llegaba al 80% del crédito total, a mayo del presente año ya representa una minoría, llegando a sólo 35%.

La baja inflación, la creciente confianza en la fortaleza del sol y las mayores tasas de interés que se paga por los ahorros en nuestra moneda han llevado a que se incrementen los depósitos en ésta. Paralelamente, han llevado al incremento de los créditos en soles, dado que los bancos y otras entidades, que antes sólo los otorgaban en dólares (para asegurar el valor de su capital), cada vez más aceptan hacerlo en soles. Gracias a esto último, los solicitantes de crédito disminuyen su riesgo financiero, pues como sus pasivos pasan a estar denominados en la misma moneda en la que perciben sus ingresos, quedan inmunes ante eventuales disparadas del tipo de cambio. Es decir, el dólar ha perdido importancia como moneda de refugio y disminuido su participación en las transacciones, y eso se refleja en los datos aquí presentados.

Además, como la desdolarización disminuye dicho protagonismo y eleva el del sol, el BCR, que controla la oferta de nuestra moneda pero no la del dólar, está viendo incrementada su libertad para desarrollar la política monetaria, elemento central en la lucha contra la inflación. Con una menor presencia del dólar, tiene más control sobre la liquidez total, y por lo tanto una eventual elevación de su tasa de interés de referencia, en el marco de una política monetaria más restrictiva, produce mayor efecto. Y la disminución de la vulnerabilidad cambiaria de los agentes económicos le permite despreocuparse un tanto de la fluctuación del dólar, propiciando que éste flote con mayor libertad.

La idea es que la dolarización llegue a menos de 15%, nivel considerado razonable y adecuado. Si bien falta mucho para alcanzarlo, lo visto hasta ahora demuestra que se camina en la dirección correcta.

1 comentario:

  1. ¿donde puedo encontrar que medida se han aplicado para desdolarizar?

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog