sábado, 26 de agosto de 2017

Por la Preservación de los Bellos Acantilados

Si alguna imagen permite identificar rápidamente a Lima dentro de un grupo de ciudades es la de sus imponentes acantilados.

Esas grandes formaciones naturales a escasos metros del océano Pacífico se han convertido, sin que nadie se lo haya propuesto, y por el simple hecho de estar allí adornando el paisaje de playa, en uno de los principales íconos de esta gran metrópoli que mira al mar.

Y es que, además de imponentes, esos acantilados son muy bellos, como lo puede comprobar cualquiera que los contemple desde las alturas o paseando por el hermoso circuito de playas que se halla a sus pies. Eso también es constatable en estos interesantes videos, el primero elaborado por Juan Yamamoto y el segundo por Luis Espinoza.


Así las cosas, y por lo que representan para muestra ciudad, es imperativo preservarlos como tales, impidiendo que intereses privados desvirtúen su esencia pretendiendo efectuar construcciones que alteren y degraden el hermoso panorama que brindan en su estado natural.


Por ende, es bienvenida la preocupación que acaba de mostrar el Ministerio de Cultura, que ayer, a través de la Resolución Ministerial 297-2017-MC, ha creado un Grupo de Trabajo que deberá revisar la documentación pertinente para elaborar una propuesta de un Reglamento Específico de la quebrada y acantilados de Barranco y actualizar el reglamento de la zona monumental del distrito.

La norma se expide considerando que "se ha advertido que no se cuenta con reglamentación específica de los acantilados de Barranco que integran la Zona Monumental del citado distrito, por lo que resulta necesario implementar la normatividad que regule los aspectos técnicos a considerar durante la evaluación, a fin de no alterar la relación de la zona urbana con el paisaje cultural circundante, conformado por la quebrada y acantilados de dicha Zona Monumental."

Esa política de preservación debe ser constante y abarcar la integridad del conjunto paisajístico, desde el Callao (que está buscando realzar la parte que le corresponde prolongando la autopista que conforma el mencionado circuito de la Costa Verde) hasta Chorrillos. Nuestra capital debe procurar que el bello panorama que la identifica junto al mar, lejos de ser afectado, cada vez adquiera mayor prestancia y lucimiento.

Foto: Lima, Cómo Vamos

1 comentario:

  1. Mucha corrupcion hay, demasiada, si tienes billete te impones, la costa verde es tierra de nadie en algunos sectores.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog