jueves, 26 de agosto de 2010

Contra los Capitales Golondrina, fuerte Alza del Encaje

Con el fin de restringir el excesivo ingreso de capital especulativo de corto plazo, conocido en el argot económico como "capital golondrina", el Banco Central de Reserva (BCR) elevó hoy, de 65% a 120%, la tasa de encaje marginal para los recursos con estas características que sean depositados en moneda nacional en el sistema financiero. Es decir, se duplica el porcentaje que las entidades financieras deberán encajar (depositar en el BCR) por los depósitos a corto plazo (menos de dos años) que correspondan a recursos provenientes del exterior. Así, con la mayor inmovilización de liquidez que ello implica, éstas ya no verán con tan buenos ojos la captación de dichos fondos.

Ocurre que, atraídos por las tasas de interés que perciben los depósitos en moneda nacional, y por la evolución del tipo de cambio, inversionistas extranjeros vienen introduciendo al país importantes cantidades de dólares, que, luego de convertir en soles, depositan en las entidades del sistema financiero. Así, luego de plazos bastante breves, se marchan, tras haber obtenido una atractiva rentabilidad por su depósito y otra por el tipo de cambio, pues, debido a la caída del dólar, pueden comprar (y sacar del país) más de los que ingresaron.

Si bien el capital extranjero de largo plazo es bienvenido, dado que se dirige a crear riqueza a través de inversiones productivas, el de corto plazo no lo es tanto, ya que, por su alta volatilidad (puede emigrar de un momento a otro) propicia demasiada inestabilidad y nerviosismo en los mercados financiero y cambiario, perturbando la política monetaria que desarrolla el BCR. Un ingreso masivo en el corto plazo por las razones citadas genera distorsión, pues debilita al dólar más de lo que le correspondería por las condiciones propias del mercado.

La medida (que no es nueva, pues en mayo del 2008 se aplicó una similar) regirá a partir de setiembre, es decir, dentro de una semana. En tanto que con ella no se intente restringir en exceso la dinámica del mercado (pues los movimientos financieros de corto plazo son parte de ésta), parece pertinente, dada la coyuntura actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog