jueves, 26 de agosto de 2010

El Perú sigue Primero en la Mira de Inversiones Chilenas

Tal como en años anteriores, en el primer semestre del presente las inversiones chilenas han seguido prefiriendo al Perú. Así lo confirman los datos de su Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (DIRECON), que revelan que nuestro país captó en este período nada menos que el 62% de las inversiones de su vecino del sur: US$ 1,196 millones de un total de US$ 1,924 millones.

Como se puede ver en el gráfico adjunto, dicha cifra es muy superior a la lograda por Brasil, Colombia y Argentina, los otros destinos importantes para los capitales chilenos en América Latina, y revela dónde se halla su punto de máximo interés en la actualidad.

Con el dato del primer semestre, el Perú totaliza una inversión chilena de US$ 9,402 millones en el período 1990-2010, lo que representa el 17.3% del total (US$ 54,226 millones), y se acerca cada vez más a la cifra brasileña (US$ 10,614 millones).

Si bien Argentina aún se mantiene, lejos, como el país de la región con el mayor stock de inversiones chilenas, de mantenerse la tendencia actual (de considerable expansión de los capitales destinados al Perú y virtual estancamiento de los destinados al país gaucho), en unos cinco años nuestro país podría convertirse en el nuevo líder en este campo.

El siguiente gráfico permite ver la evolución, en los últimos veinte años, de las inversiones chilenas hacia nuestro país. Se observa que a partir del año 1994 levantaron vuelo, de la mano del proceso de privatización, llegaron a un nivel record en 1998 (no superado hasta hoy), decayeron en los primeros años de esta década, y han vuelto a tomar impulso en los tres últimos años. La tendencia de largo plazo, dada por la línea negra, es claramente creciente, y sin duda se hará mucho más pronunciada, a la luz de la cada vez más intensa relación que ambas economías están constituyendo.

Las principales inversiones chilenas, como a todos nos consta, se destinan al negocio del retail (supermercados, centros comerciales), actividad que, luego de un temporal repliegue a causa de la crisis, está volviendo a involucrar montos considerables. Por otro lado, al ser intensiva en la captación de trabajadores, y bastante descentralizada (como lo prueban los cada vez más numerosos establecimientos en provincias), está contribuyendo fuertemente a incrementar la receptividad y la simpatía hacia esos recursos.
Las inversiones sureñas también son importantes en el campo de la energía, y vienen cobrando creciente relevancia las destinadas al sector industrial.

La buena noticia dada por las inversiones chilenas se inscribe, sin duda, en la cada vez más favorable imagen que nuestro país viene presentando ante los ojos del mundo.

Ello se confirma en una reciente encuesta realizada por la prestigiosa firma de consultoría Price Waterhouse Coopers entre 166 gerentes generales de las principales empresas latinoamericanas, que lo sitúa, con el 18% de los votos, como el segundo más atractivo de la región en tal aspecto, sólo por detrás de Brasil, sin duda alguna, el preferido para las inversiones, con un porcentaje de 41%.
Nuestro país superó a países de gran prestigio en este aspecto, como Colombia (14%) y Chile (13%). Bastante más atrás figuraron Argentina (8%), México (2%), Uruguay (2%) y Paraguay (1%).

Según la encuesta, las mayores fortalezas peruanas son sus elevadas perspectivas de crecimiento, su estabilidad económica, el tamaño de su mercado (nada desdeñable, mucho menos ahora que se halla en expansión), un adecuado y amigable ambiente de negocios, y un atractivo precio de los activos. Si bien en otros aspectos (como los de ofrecer estabilidad en materia regulatoria y jurídica, o constituir un paso clave en la estrategia de internacionalización de las empresas), no se le considera el más destacado, tampoco es mal evaluado.

Ojalá, pues, que esa buena percepción siga in crescendo, y que muy pronto inversionistas de todos los países muestren por el nuestro, no sólo mediante encuestas, sino de modo tangible, un entusiasmo tan grande como el que vienen mostrando los chilenos.

5 comentarios:

  1. No hay que alegrarse tanto x las inversiones chilenas, bien se sabe que estas empresas pagan mal a sus empleados,traen cosas de calidad dudosa y no pagan todos los impuestos como los nacionales.Brasil se le viene como un competidor serio a Chile, solamente en una petroquimica Petrobras y SK de Corea piensan invertir mas de 14 mil millones de dolares.

    http://www.expreso.com.pe/edicion/index.php?option=com_content&task=view&id=99513&Itemid=34

    ResponderEliminar
  2. Comparto la opinion de arriba.. ademas se puede hacer a menos de las inversiones de nuestros "queridisimos" vecinos.. las chinas o europeas pueden ser las sustitutas o las de otros paises.. canada etc.. el peru tiene alto potencial para inversiones, y no lo digo por falso nacionalismo o antichilenismo.. se sabe que gana dinero, pagan poco y encima ensucian la imagne del peru... recuerdan la publicidad de LAN sque transmitian en sus aviones???

    ResponderEliminar
  3. Nuestro falso escenario de libre mercado atrae inversiones de grandes capitales explotadores sin interesarles la redistribucion de la riqueza ni la disminucion de la pobreza siquiera.. todos estos indicadores solo nos demuestran q somos fieles sirvientes del FMI y sus politicas acaparadoras que impiden el desarrollo de los pueblos. es BASURA

    ResponderEliminar
  4. jaja... nuestros marxistas locales son un chiste.

    ResponderEliminar
  5. Estos rojos quieren que les regalen las cosas...

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog