sábado, 8 de agosto de 2015

A 25 Años del Tremendo (y Último) Shock

Hoy se cumplieron 25 años del día en que nuestro país vivió el más grande ajuste económico de su historia.



Como se aprecia en el video, de un día para el otro la lata de leche y el pan francés casi triplicaron su precio y el azúcar blanca lo duplicó. Pero el alza más brutal se dio en la gasolina, cuyo precio se incrementó nada menos que 3,000% (treinta veces).

El encargado de anunciar el denominado "fujishock" fue el entonces flamante Ministro de Economía Juan Carlos Hurtado Miller, quien hizo lo que tenía que hacer, pues no había alternativa ni camino distinto a seguir, luego del desastre económico en que se había sumido el Perú, a causa de políticas económicas totalmente irracionales, que provocaron el colapso de las finanzas públicas, el brutal endeudamiento interno y externo, una de las hiperinflaciones más altas de la historia mundial, el retroceso del producto por habitante a niveles de veinte años atrás, y el empobrecimiento generalizado de la población.

La semilla de dicho desastre la puso, sin duda, la dictadura militar de Juan Velasco Alvarado, con planteamientos estatistas, controlistas y proteccionistas que arrinconaron al sector privado y eliminaron los estímulos para producir e invertir y que, al cerrar el mercado y restringir casi por completo la competencia externa, propiciaron la ineficiencia del sector productivo nacional y la reducción de su competitividad, lo que perjudicó gravemente a todos los consumidores.

Lamentablemente, los gobiernos que le siguieron, el militar de Morales Bermúdez y los democráticos de Belaúnde y García, no hicieron mayor esfuerzo por desmantelar el nefasto esquema velasquista, con lo cual la crisis se prolongó e intensificó. Más bien García, en lugar de hacer algo en el sentido mencionado, agravó dramáticamente la situación, al gobernar con la más absoluta irresponsabilidad y el más desenfrenado populismo, que llevaron a colapsar todos los indicadores económicos.

Felizmente, economistas sensatos y de prestigio y técnicos de alto nivel, entre ellos Hurtado Miller, lograron convencer al recién electo Alberto Fujimori para que dejara de lado el demagógico plan de gobierno con el que había ganado los comicios de 1990 (y que prometía que no habría ningún "shock") y que llevara a cabo un plan de ajuste ortodoxo, única posibilidad que le quedaba al Perú para dejar atrás el ruinoso camino que había seguido durante dos terribles décadas.

Así, el país soportó estoicamente el colosal ajuste, y como consecuencia de ello, y de las grandes reformas de apertura y liberalización llevadas a cabo de manera simultánea, pasó como por arte de magia de la noche al día, estabilizándose con gran rapidez y luego comenzando a crecer aceleradamente.

Gracias a que los gobernantes posteriores comprendieron que ése, el de la responsabilidad fiscal, la apertura y los precios libres, era el camino correcto, nuestra economía se ha consolidado como una de las más sólidas, estables, dinámicas y de mejores perspectivas de América Latina. Las aciagas épocas de los terribles ajustes quedaron atrás.

2 comentarios:

  1. GRACIAS CHINO FUJIMORI

    ResponderEliminar
  2. Alan dejo al país un desastre, por eso el chino acertó.
    Ahora la economía en el 2015, seguirá cayendo?
    Negro panorama.
    http://money.cnn.com/2015/07/31/investing/metal-prices-falling-emerging-markets/

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog