martes, 1 de septiembre de 2015

La Inflación Anual Superó el 4%

De acuerdo al reporte publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la inflación anual peruana sigue trepando, a niveles cada vez más preocupantes.

Ya no sólo viene superando corrientemente el límite máximo del rango meta de entre 1 y 3% establecido como elemento central de la política monetaria del Banco Central de Reserva (BCR), sino que acaba de rebasar la tasa de 4%, algo que no ocurría desde los primeros meses del año 2012.

En efecto, el índice de precios al consumidor de Lima Metropolitana, que sigue teniendo la mayor relevancia para determinar los logros de la politica macroeconómica, se incrementó 0.38% en agosto, con lo cual acumuló una variación de 3.40% en lo que va del año y de 4.04% en los últimos doce meses. El índice de precios a nivel nacional, por su parte, llegó a 3.80% en el intervalo anual.

Dados los nocivos efectos del fenómeno inflacionario en las expectativas de los agentes económicos y en todos los ámbitos y variables (desde los salarios reales y el incentivo para ahorrar, hasta la competitividad externa y los costos y la planificación empresarial), resulta preocupante el resultado comentado. Es sabido que gran parte de éste se explica exógenamente, por la notable alza de la cotización del dólar, que está generando la elevación de los precios en soles de los productos importados, desde los alimentos y bienes de consumo que demanda la población hasta los insumos y bienes de capital requeridos por el aparato productivo. Pero eso no soslaya la responsabilidad del gobierno, ni impide que se ponga en práctica medidas tendentes a contrarrestar el problema.

Por ende, ya no parece haber muchas dudas de que el BCR elevará su tasa de interés de referencia, buscando enfriar un tanto la demanda. La medida, por lo demás, resulta casi impostergable, teniendo en cuenta que la anunciada elevación de la tasa de interés por parte de Estados Unidos, inclusive sin concretarse, ya está succionando recursos o restringiéndolos, frenando las inversiones y constituyéndose en una de las principales causas del rally up de la moneda norteamericana.

Será mejor calmar siquiera tenuemente el mercado, antes de que el Fenómeno del Niño (que ya se está dejando notar con claridad) y la campaña electoral de fines del año e inicios del siguiente lo alteren en exceso y hagan menos manejable la situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog