viernes, 11 de septiembre de 2015

Subió la Tasa de Referencia: ahora está en 3.50%

Tal como era previsible, dado que la inflación anual se había salido claramente del rango meta de 1 a 3% e inclusive había sobrepasado el 4%, el Banco Central de Reserva (BCR) elevó ayer, de 3.25% a 3.50%, su tasa de interés de referencia.

Como se sabe, dicha tasa es determinada por el BCR como parte de su política monetaria, de acuerdo a la evaluación que lleva a cabo acerca de la cantidad de dinero que debe suministrar a la economía para que ésta opere normalmente.

Eso lo hace tratando de mantener delicados equilibrios en materia de precios, de crecimiento de la producción y de movimiento de capitales en el sector externo, para evitar, por ejemplo, que un nivel demasiado bajo de la tasa de referencia genere presiones inflacionarias, que uno demasiado alto restrinja excesivamente el crédito, o que una alza o baja propicie bruscas entradas o salidas de capitales especulativos (de corto plazo).

Luego, a través de los créditos de corto plazo que otorga a las entidades financieras, induce a que el costo del dinero se acerque al nivel señalado.

Si bien es deseable mantener sin variaciones la tasa, para que los agentes económicos tengan una señal clara de estabilidad en materia del costo del dinero, en ocasiones se hace imperativo modificarla ligeramente, con el fin de contribuir a que la economía enfrente con éxito situaciones adversas. Así, cuando ésta muestra indicios de enfriamiento, el banco central suele reducir la tasa, en tanto que cuando muestra signos de recalentamiento (reflejados en una creciente inflación), más bien la incrementa.

Por eso la había venido disminuyendo desde noviembre del año 2013, para enfrentar la fuerte desaceleración que venía registrando la actividad económica.

Pero ahora, con ésta habiendo experimentado una cierta recuperación, la prioridad había pasado al campo de la lucha contra la inflación, habida cuenta de lo señalado en el párrafo inicial. Si bien el alza de precios se explica en gran medida por la fuerte elevación del tipo de cambio, que encarece los numerosos bienes que el país importa, de todas maneras requiere ser enfrentada con decisión, para frenarla y evitar que se traslade a las expectativas de los agentes económicos. A eso se debe el alza de la tasa de interés, que ya no podía esperar más.

La medida, sin embargo, no es compartida por todos los analistas, algunos de los cuales consideran que el BCR debió esperar a que la actividad económica consolidara un poco más la referida recuperación (que aún es débil) y a que Estados Unidos elevara su tasa de interés (medida ante la cual la elevación de la nuestra habría constituido una respuesta).

En fin, la situación descrita no es sino una muestra de los delicados equilibrios a los que aludíamos hace un momento y de lo difícil que resulta para el instituto emisor determinar la tasa que concilie los elementos mencionados. Por lo demás, la entidad señala que el nuevo nivel permite tener una tasa de interés real positiva, la cual, además de ser razonable, sigue siendo compatible con el generalizado afán de expansión económica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog