sábado, 17 de junio de 2017

La Debilidad de la Inversión y su Efecto en el PBI

El producto bruto interno (PBI) de nuestro país, que hasta hace algunos años había venido creciendo a una tasa bastante elevada (de 5.8% en el 2013), se desaceleró considerablemente a partir del 2014, ingresando a un período de tasas apenas superiores al 3%.

Esa evolución se explica en gran parte por lo ocurrido con la inversión privada, cuya variación anual se muestra en el gráfico adjunto.

La inversión es uno de los componentes del PBI, junto con el consumo y el saldo externo (diferencia entre exportaciones e importaciones). En su mayor parte está compuesta por inversión privada, que representa el 76.1% del total. La pública representa el 23.9% restante.

Y como la inversión privada evolucionó de una manera tan negativa como la señalada en la imagen, impactó muy desfavorablemente en el producto. Esto fue claramente visible en los años 2014, 2015 y 2016, donde al compás de caídas de 2.3%, 4.4% y 5.7% por parte de dicho tipo de inversión, el PBI se desaceleró a 2.4%, 3.3% y 3.9%.

En el presente año estaba prevista una fuerte reactivación del PBI, de la mano de una inversión que se estimaba crecería 2.5%. Pero la paralización o notoria pérdida de velocidad de varias obras de gran envergadura (Línea 2 del Metro de Lima, aeropuerto internacional de Chinchero, gasoducto del sur, etc), así como la disminución de la inversión minera (por la culminación de los megaproyectos de Toromocho, Las Bambas, Constancia y Cerro Verde, que no han sido seguidos por otros) han impactado muy negativamente en el desempeño de esta variable clave.

Obviamente, la caída de la inversión no fue el único factor explicativo del débil desempeño de la economía, pues el saldo externo también influyó considerablemente, al haber sido persistentemente negativo, y sólo haber tendido al equilibrio en el último año. El consumo, por ser el componente más importante del PBI (representa el 75.9%), y haber mantenido una tasa de crecimiento superior a la de este, ha sido el gran baluarte para que la economía en su conjunto no caiga.

1 comentario:

  1. Thorne se va de hecho, y pasa a la historia como facilitador de lobistas, tratando de endulazarle el presupuesto al contralor si les hacia la camina con Kuntur en Chinchero, ese gabinete de lujo con el lobista #1 a la cabeza...
    Sin planificacion nacional, sin vision de patria, mas que arreglar vivezas de cuello y corbata, hoy Dia, Jorge Chávez Alvarez escribe una columna interesante del tema.. dale una mirada

    http://alertaeconomica.com/perfil-del-nuevo-ministro-de-economia/

    saludos.... tanto lujo... lujo para ellos, no para el resto... zavala con su hermana se hacen los locos... aqui no pasa nada...

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog