jueves, 15 de junio de 2017

PBI, con el Dato Mensual Más Bajo en Muchos Años

Contrariamente a lo que se esperaba, marzo no resultó el peor mes del año en lo que respecta al desempeño de nuestra economía. La inmensa mayoría de los analistas erraron en su pronóstico.

Ese dudoso honor le corresponde a abril, mes en el cual el producto bruto interno acaba de registrar su resultado más pobre en lo que va del año y desde septiembre del 2009: una tasa de crecimiento mínima, de apenas 0.17%. Con ello, el resultado acumulado en lo que va del año alcanza el 1.58% y el de los últimos doce meses el 3.12%, a la vez que la economía logra 93 meses consecutivos de crecimiento.

Así lo dio a conocer hoy, a través de un Informe Técnico, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Según la entidad, esta vez la demanda externa no contribuyó como lo había venido haciendo en los meses anteriores, pues las exportaciones apenas aumentaron 0.3% en términos reales, con las tradicionales cayendo 1.5% y las no tradicionales aumentando 6.7%.

En cuanto al desempeño por sectores, hubo caída en nada menos que siete de ellos. La más grave fue la de la Construcción, que se desplomó 8.00%, ante la negativa evolución de la inversión privada y pública. Otros sectores de comportamientos desfavorables fueron la Manufactura (-2.25%), el Agropecuario (-2.02%, afectado por el fenómeno del Niño Costero), Electricidad, Gas y Agua (-1.55%), Financiero y Seguros (-1.23%), Servicios Prestados a Empresas (-1.18%) y el muy importante Comercio (-0.56%).

La Pesca creció espectacularmente (101.01%), pero eso, pese a haber contribuido a una excelente expansión de 23.11% del subsector Fabril Primario de la Manufactura (que produce harina y aceite) no pudo evitar la ya mencionada caída del sector, que se vio arrastrado por el desplome de su Subsector Fabril No Primario (el más importante), que retrocedió 9.37%, debido al mal desempeño de sus rubros productores de bienes de consumo y bienes intermedios.

Otros sectores que también avanzaron fueron Telecomunicaciones y Otros Servicios de Información (6.12%), Administración Pública, Defensa y Otros (3.97%) y Otros Servicios (3.36%).

Con los resultados mencionados, el aporte sectorial al PBI en  estos cuatro primeros meses es el presentado en el siguiente gráfico. Otros Servicios es el que más ha contribuido, al haberle endosado al producto 0.47 de los 1.58 puntos totales que ha logrado hasta abril. Le siguen Minería e Hidrocarburos con 0.39 y Telecomunicaciones y Otros Servicios de Información con 0.36.

Contrariamente, los sectores Construcción, Agropecuario y Financiero y Seguros son los que más han conspirado contra su avance, al haberle restado 0.34, 0.06 y 0.05 puntos, respectivamente.

Sin duda el dato mensual reseñado constituye un duro revés frente a lo que se esperaba. Si bien se sabía que el fenómeno del Niño Costero, y el escándalo de Odebrecht habían afectado las perspectivas de crecimiento y el ambiente para las inversiones, todo hacía prever que el peor momento ya había ocurrido en marzo.

Sin embargo, las expectativas siguen siendo medianamente optimistas, pues se prevé que en mayo se inicie una etapa de recuperación, tanto por la mejora del ambiente y las expectativas empresariales como por el masivo inicio de las obras de reconstrucción, que actualmente se hallan en etapa de estudio y preparación, y a las cuales se podría añadir otras de gran envergadura, como la de la Línea 2 del Metro de Lima, que habría quedado destrabada y próxima a ser ejecutada intensamente y la del aeropuerto internacional de Chinchero, cuya primera fase será asumida por el Estado. Esa etapa de reactivación se notaría con más fuerza en el segundo semestre, para el cual la expectativa del gobierno apunta a alcanzar una tasa de 4%, que permita cerrar el año con una de 3%, nada impresionante, pero tampoco despreciable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog