domingo, 11 de junio de 2017

La Gran Importancia del Mercado Mayorista de Lima

Aunque todavía mantiene algunas características que mostraba en su antigua ubicación en la zona de La Parada, es indudable que el actual Mercado Mayorista de Lima no tiene comparación con su antecesor.


En efecto, si bien se sigue observando, por ejemplo, cargadores efectuando el duro trabajo de transportar grandes y pesados costales sobre sus espaldas (y no a los carritos que se suponía harían eso) y pasadizos parcialmente ocupados con mercadería (en lugar de lucir totalmente despejados en un ambiente de mayor orden), no se puede negar que el amplio establecimiento, situado en el distrito de Santa Anita, ha implicado una enorme mejora en el esquema de abastecimiento alimentario de la capital.

El mucho mayor espacio con el que hoy se cuenta, factor al que se suman condiciones muy mejoradas en cuanto a orden, limpieza, equipamiento, ingreso y salida de camiones, sistemas logísticos, etc, han transformado al principal mercado limeño en un establecimiento que funciona eficientemente, y por ende sirve de manera adecuada a la gran metrópoli.

Esas virtudes se pusieron a prueba recientemente, cuando el Niño Costero, al provocar la interrupción de la Carretera Central, afectó el transporte de alimentos a la capital, pero afortunadamente la excelente capacidad de almacenamiento del centro de abastos permitió capear el temporal.

Y tiene para seguir mejorando, pues aún dispone de un amplio espacio en el que se prevé construir nuevas instalaciones dotadas de modernos equipos, para el procesamiento de productos y otras prestaciones sumamente importantes.

Ojalá en no demasiado tiempo podamos ver también el interesantísimo proyecto de extender hacia este lugar un ramal del ferrocarril central, para que trenes cargados de alimentos puedan ingresar directamente a él y hacer aún más eficiente el modo en que Lima se aprovisiona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog