viernes, 23 de junio de 2017

Los Inmigrantes No Son el Problema

Un interesantísimo artículo acaba de publicar el influyente diario norteamericano The New York Times, referido a la política migratoria establecida por el nuevo gobierno de Estados Unidos.

Como se sabe, esta no sólo busca frenar la masiva inmigración proveniente de múltiples zonas del mundo, sino también deportar a muchas de las personas conformantes de ese contingente humano. Para ello parte de la premisa de que tal flujo afecta el empleo y los salarios de los norteamericanos, succiona recursos del gobierno en programas de educación y salud, genera violencia, y origina problemas como el narcotráfico y el terrorismo. En suma, conspira contra la economía y la seguridad, altera la estructura social del país, y afecta sus tradiciones, sus valores y su identidad.

Pero el artículo, titulado "Sólo la Deportación Masiva Podrá Salvar a Estados Unidos", desmiente cada uno de esos antojadizos argumentos y, con cifras en la manos, llega a una conclusión absolutamente opuesta. El que por el título parece ser un artículo favorable a la política gubernamental más bien es una contundente crítica a esta.

En efecto, el texto señala que los inmigrantes no son el problema. El problema más bien radica en los no inmigrantes, es decir en los norteamericanos de larga data, que se sienten los únicos dueños del país y por ende los únicos merecedores de todos los derechos.

Al repasar diversos temas, el autor concluye que ellos son mucho más negativos para el devenir del país que los inmigrantes (no sólo los legales, sino también los ilegales). Eso se comprueba con estadísticas como las de delincuencia, logros académicos, creación de empresas y emprendimiento, aspectos en los cuales los datos de "los auténticos" norteamericanos son siempre más desfavorables. Lo mismo se aprecia en un tema central como el de la demografía, donde la escasa tasa de nacimientos entre "los autóctonos" llevaría al país a una situación tan indeseable como la que ya se viene notando en Japón, cuya población, en lugar de seguir creciendo, ha comenzado a decrecer.

Por eso el artículo, haciendo gala de una demoledora ironía, señala que los norteamericanos de siempre son los que tendrían que ser deportados, para que se deje vivir y trabajar en paz a inmigrantes que, con su esfuerzo y ganas de salir adelante, son los que más vienen aportando al objetivo de volver a hacer grande al país.

2 comentarios:

  1. Bienvenidos al Peru a los Venezolanos, Colombianos, Ecuatorianos, Bolivianos, sigan viniendo en masa, este pais neceista mucha mano de obra, ademas de mentes emprendedoras, al menos unos 5 millones de sudamericanos seria un golaso para el Peru. Una diversidad de mentes que nos haria hub sudamericano a todo nivel.

    ResponderEliminar
  2. LaRaza = norteamericanos de siempre

    Los apaches al sur de los USA hablan Ingles, y los apaches al norte de Mexico hablan castellano, la frontera de pronto se les puso al medio...

    Desde Alaska hasta Tierra del Fuego LaRaza sigue mas viva que nunca, somos la mayoria demograficamente hablando... ADN... salvo que lo analizes culturalmente alli si podrias decir que eres aleman o noruego...por mas que por afuera de parescas a la mayoria de los americanos(Toledo y Evo y una diversidad inmensa al medio).
    LaRaza ya era diversa y multicultural desde caral y los mayas... miles de anios antes de la migracion masiva de la europa pauperrima.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog