domingo, 27 de marzo de 2016

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Capitalización Bursátil Doméstica 2015

Debido al enfriamiento de China (que impactó en el precio de los commodities), la incertidumbre en el mercado financiero (a la espera de un ajuste monetario de Estados Unidos), el fortalecimiento del dólar y otras importantes razones, el año 2015 no fue propicio para las economías latinoamericanas, y eso se reflejó en los resultados de sus empresas, y en su capitalización en la bolsa de valores.

En efecto, como lo muestran estos datos publicados hace poco por la Federación Iberoamericana de Bolsas (FIAB), prácticamente todas ellas registraron resultados negativos.

La capitalización bursátil representa el valor conjunto de todas las empresas que cotizan en una bolsa, teniendo en cuenta la cotización de sus acciones a determinada fecha. Los datos que presentamos aquí, y que están expresados en dólares, no se refieren a la capitalización total, sino a la doméstica, que considera únicamente las acciones emitidas en el país, y por lo tanto refleja la real dimensión del mercado nacional. La relación Capitalización Doméstica/PBI, denominada Profundidad Bursátil, muestra la importancia alcanzada por el mercado de valores dentro de la economía, siendo la consigna elevarla todo lo que se pueda.

Los datos nos muestran que la bolsa más grande es la de Sao Paulo, cuya fuerte caída de este año la ha acercado en tamaño a la que le sigue, la de México. Dicho retroceso se explica en gran medida por la grave recesión que viene afectando a Brasil, dañando la situación actual de sus empresas y también sus perspectivas.

En tercer lugar se ubica la de Santiago, que registró una marcha atrás de 18%, explicada por el impacto del decreciente precio del cobre en la economía. Luego figura la de Caracas, que sorprendentemente casi duplicó su valor del año 2014 y ahora ya es la cuarta.

En el quinto lugar se halla la de Colombia, que registró en el 2015 una caída sólo comparable a la brasileña.

Tras ella se sitúa la de Buenos Aires, cuyo leve retroceso (explicable casi totalmente por el alza del dólar) no refleja bien la euforia que vivió el mercado por el cambio de gobierno y del modelo económico.

Luego encontramos a la de Lima, cuya capitalización cayó en 29%, afectada tanto por el alza del tipo de cambio como por la fuerte baja de precios de los commodities del sector minero, el más representativo de nuestro mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog