viernes, 11 de marzo de 2016

Evolución del PBI Real 1950-2016

La reciente publicación de cifras por parte del Banco Central de Reserva nos permite efectuar una revisión de largo plazo de uno de los principales indicadores económicos: el producto bruto interno (PBI).

Éste mide la producción total de bienes y servicios del país cada año, siendo una de las metas incrementarlo todo lo posible, pues al hacerlo se incrementa el ingreso total a repartir entre los habitantes.

Los datos aquí presentados están expresados en soles constantes, por lo que denotan un crecimiento real, y no uno distorsionado por la inflación. Si el de un determinado año es superior a uno anterior, significa que el valor total de la producción realmente avanzó.

Nuestro objetivo, como ya dijimos, es mostrar la evolución de largo plazo del PBI, y por eso estamos considerando datos desde el año 1950. Además, dado que nos hallamos en una coyuntura electoral, propicia e idónea para las comparaciones de enfoques, modelos, resultados y logros de los diferentes gobiernos, hemos decidido hacer (reactualizando un gráfico que ya habíamos empleado algunos años atrás) un repaso histórico de lo ocurrido con el indicador durante las diferentes gestiones presidenciales.

Se puede ver que la economía creció de manera importante y sostenida desde 1950, en el gobierno de Odría (cuando la elevación de precios de las materias primas por la guerra de Corea favoreció notablemente a nuestro país), hasta 1977, en la última fase del gobierno militar iniciado por Velasco y continuado por Morales Bermúdez.

Sin embargo, dicho régimen dictatorial fue el que puso las bases para la lamentable situación que vino después. Ello ocurrió de la mano de la implantación de controles de precios, un compulsivo afán industrializador, políticas sectoriales discriminatorias, manejo irresponsable del banco central, elevación de aranceles, restricciones y prohibiciones para los productos de importación (para "proteger" a la naciente industria y crearle un mercado cautivo), estatismo rampante (con la expropiación o confiscación de importantes empresas privadas y la creación de numerosas empresas públicas), etc.

El resultado de esas nefastas políticas, que llenaron de distorsiones y desequilibrios la economía e hicieron retroceder la inversión privada, se comenzó a notar en 1978, cuando la actividad productiva tuvo su primer traspiés significativo (-2.6%).

En 1980 finalizó la dictadura militar y con el retorno del presidente Belaúnde se restableció la legitimidad democrática. Lamentablemente, en el manejo económico no hubo el esperado retorno a políticas razonables, sino más bien el mantenimiento del muy dañino esquema estatista, controlista, proteccionista y plagado de distorsiones y desequilibrios. Y eso, aunado a un Fenómeno del Niño muy severo, tuvo graves efectos en la economía, que cayó 10.4% en 1983, llevando a que la referida administración culminara en 1985 con un PBI menor al de su inicio. Con una población que en ese período creció 12.7%, el producto por habitante resultó sumamente dañado. Por si fuera poco, la hiperinflación apareció en 1983 y se hizo cada vez más elevada.

La situación se agravó dramáticamente a partir de 1985, cuando Alan García no sólo mantuvo el esquema estatista, sino le agregó una enorme irresponsabilidad fiscal. Eso ocurrió en el marco de una política por la cual se pretendió combatir la inflación no con la clásica y ortodoxa receta del ajuste fiscal y monetario, sino más bien con la heterodoxa de un impulso inicial a la demanda (vía gasto e incrementos salariales) que estimulara la inversión y por ende la oferta de bienes. Tras dos años de aparente auge, la situación explotó en los años siguientes, con caídas de 9.4% en 1988, 12.3% en 1989 y 5.0% en 1990. Es decir, en dicho quinquenio el Perú vio desplomarse 9.4% su PBI. El producto por habitante de 1990 se achicó hasta un nivel menor al de 1960, implicando ello tres décadas perdidas en cuanto a nivel de vida de la población.

Después de la lamentable década de 1980, y a la luz de sus catastróficos resultados, hubo un giro de 180 grados en el manejo de nuestra economía. Ello ocurrió a partir de 1990, con un radical programa de estabilización que, por estar acompañado de profundas reformas de liberalización, tuvo resultados rápidos y espectaculares, y constituyen la base sobre la cual el Perú viene creciendo desde hace 25 años más que todos los grandes países latinoamericanos.

Esa sólida política de libre mercado, mantenida por todos los gobiernos que se sucedieron desde entonces, se refleja nítidamente en el gráfico, que muestra una línea de ascenso fuerte e ininterrumpido. Las diversas crisis que el mundo afrontó desde entonces, y que afectaron gravemente a múltiples economías desarrolladas y en desarrollo, sólo desaceleraron circunstancialmente a la nuestra, pero no lograron estancarla ni hacerla retroceder.

9 comentarios:

  1. Con esto podemos notar que el peor gobierno de los últimos 50 años, después del Aprocalipsis, fue el segundo de Fernando Belaunde, exaltado actualmente por un candidato como paradigma a seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La grafica esta mas clara que el agua, se ve repunte con Belaunde 2, llega alan 1 y mira la bajada vertical, es inmensa...
      con el ciclo de los metales muerto hace rato, no se como humala a logrado seguir creciendo, eso si es bien interesante, cuando otras economias no solo se han estancado sino que han decrecido.

      Eliminar
    2. Belaunde tuvo que enfrentar el fenómeno del Niño, que fue desastroso, después entra Garcia y utiliza la maquinita y además deja de pagar la deuda externa, a los dos años quedamos aislados de la economía mundial. De lejos el peor gobierno fue el primero de Gracia.

      Eliminar
    3. Fue Belaunde en 1983 que dejo de pagar la deuda externa y dejo al Peru, con 300%. No toman en cuenta a sus camaradas comunistas de Sendero Luminoso.que destruyeron al pais.

      Eliminar
  2. Una pregunta: ¿cuánto dejo de crecer el Perú con un gobierno (Humala) con un sesgo anti inversión?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TOdo lo contrario, ha crecido, compara al Peru con el resto de sudamerica, y veras.
      Ahora supuestamente Humala era el cuco de las inversiones, y si juntas a fujimori alan y toledo, ni siquiera los 3 juntos han traido tanta inversion extranjera como Humala.
      Ni siquiera alan toledo y fujimori han hecho tantas conseciones y licitaciones publico privadas como humala.
      La gente sigue sin entender al nacionalismo, (capitales peruanos apoyados por el estado peruano), como es en USA, Canada, Francia, Korea del Sur.
      EL estatus quo del peru ha sido ser huachiman de los monopolios que venden piedras al extranjero, y a eso le quisieron llamar capitalismo, eso no existe ni en singapur(ultra capitalista) menos en usa.
      Siempre lee cifras, y no creas en lo que te dicen los demas, lee y saca tus propias conclusiones.

      Eliminar
    2. Viendo las graficas, tambien en el primer gbno de Alan Garcia hubo crecimiento, revisa cifras por ejemplo de la produccion agricola, produciamos más papas, arroz, que en el gbno de Toledo.

      Eliminar
  3. todo gobierno que comulgo con ideas de izquierda velazco alan1 o permitio su injerencia en sus desiciones belaunde 1 y 2 jodio al peru. Fujimori leyo mejor la realidad y todos aprendieron y aun continuamos con su legado. El impulso supera la corrupcion todos ganan.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog