martes, 28 de junio de 2016

Acerca de las Bondades de Nuestra Tierra

Recientemente se estuvo exhibiendo en los medios de comunicación, con motivo del Día del Campesino, celebrado el 24 del presente mes, una excelente publicidad referida a las bondades de la producción agraria de nuestro país y lo que ello ha permitido en diversos ámbitos, por ejemplo, en el de nuestra hoy muy bien reputada gastronomía.



En efecto, en ésta se hace referencia a que la mayoría de las delicias que los comensales nacionales disfrutan en los restaurantes, en su hogar y en otras instancias gastronómicas tiene su origen en los magníficos productos que nuestros agricultores, de todo origen y tamaño económico, cosechan en todas las regiones de nuestro país.

Desde la riquísima y versátil papa con la cual se elabora múltiples platos, hasta las deliciosas uvas, disfrutables al natural o en la forma de un fino pisco. Desde las indispensables y sabrosas cebollas hasta la super nutritiva quinua, que hoy se exporta con notable éxito a los mercados mundiales. Desde el finísimo cacao con el que se hace los mejores chocolates, hasta el insuperable café de la selva alta. Todos tienen en común el provenir del Perú profundo.

El segundo video, que es la versión larga y completa del magnífico comercial televisivo, desarrolla más ampliamente la idea, y por eso también lo incluimos en la nota.



El último video apunta en la misma dirección de homenaje al agricultor, haciendo ver que es el gran gestor y la fuerza impulsora de uno de los sectores más importantes y dinámicos de nuestra economía, aparte de haberse constituido, como a todos nos consta y lo acabamos de ver, en el gran proveedor de los magníficos insumos de los cuales hoy se jacta, a nivel internacional, nuestra espléndida gastronomía.



Y las perspectivas son impresionantemente buenas para el sector y para todos sus actores, pues la apertura de nuevos mercados de exportación, el desarrollo de grandes proyectos de irrigación (como los ya consolidados Majes y Chavimochic, o el flamante y enorme Olmos), así como la dinámica participación del sector privado y del Estado (en programas como Sierra Exportadora) así lo dejan entrever.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog