domingo, 4 de septiembre de 2016

Siete Grandes de América Latina: Riesgo País (a agosto del 2016)

Al compás de la disminución de la incertidumbre internacional en materias económica y financiera (hecho que se refleja, entre otras cosas, en la recuperación de los precios de sus commodities y el valor de sus monedas), el riesgo país de los principales países latinoamericanos viene registrando en lo que va del año un notorio descenso.

Como se sabe, dicho indicador está ligado a la probabilidad de que un país incumpla el servicio de su deuda. Tal evaluación se deriva de su situación y desempeño fiscal, macroeconómico, externo y también político, pues esos factores definen sus perspectivas de captar inversiones, crecer, mejorar sus ingresos y por ende incrementar su capacidad de pago.

Existen diversas herramientas para medirlo, siendo una de las más empleadas el denominado EMBIG (Emerging Market Bond Index Global o Índice Global de Bonos de Mercados Emergentes) o EMBI+. Éste toma en cuenta la diferencia de rendimiento entre los bonos en dólares emitidos por el país en evaluación y los del Tesoro de Estados Unidos (considerados los más seguros del mundo). A más diferencia, mayor nivel de riesgo.

Veamos, con información al 31 de agosto proporcionada por nuestro Banco Central de Reserva (BCR), cómo marchan las siete principales economías de la región en el tema (ya que disponemos del dato de Ecuador, también lo incluimos). Los datos están expresados en puntos básicos (pbs, siendo cien de ellos equivalentes a un punto porcentual).

Chile, que este año recuperó su condición de país de menor riesgo, mantiene dicha privilegiada posición, aunque el Perú, el menos riesgoso el año pasado, se sitúa segundo, y muy cerca en puntuación.

Un poco más atrás se ubican Colombia y México.

En un tercer grupo se sitúan Brasil y Argentina. Afortunadamente para el primero de ellos, las medidas económicas tomadas por su nuevo gobierno han generado buenas expectativas, lo que se refleja en un riesgo muy inferior al de fines del año pasado, y seguramente se consolidará ahora que la crisis política llegó a su desenlace con la destitución de la anterior mandataria.
Para el segundo país, en cambio, la notoria mejoría de su situación fiscal y su imagen financiera debido a las nuevas actitudes, medidas y enfoques económicos de su flamante gobierno aún no se plasman en el riesgo, que a la fecha, y contrariamente a lo que ocurre en los demás países, resulta mayor que el de fines del año pasado.

Cierran la tabla dos países cuyas políticas heterodoxas los tienen con los más grandes niveles de riesgo. Uno es Ecuador, cuya economía, golpeada por el bajo precio del petróleo y el reciente fortalecimiento del dólar, cada vez se sumerge más en la recesión. El otro es Venezuela, cuya caótica situación económica se refleja con claridad en su enorme nivel de riesgo.

1 comentario:

  1. Me parece muy bien que salga tambien Ecuador, deberian sacar su crecimiento economico junto con los de los 7 grandes tambien. Saludos.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog