viernes, 8 de septiembre de 2017

Siete Grandes de América Latina: Inflación Anual (a Agosto del 2017)

Por motivos variados, en los que tuvieron que ver especialmente circunstancias internas, agosto produjo resultados muy disímiles en materia de inflación en las siete economías más grandes de América Latina. Las tasas fueron menores que las de julio en Chile, Brasil y Argentina, pero mayores en el Perú, Colombia y México.

Así lo demuestran los datos siguientes, proporcionados por los respectivos bancos centrales o institutos de estadística y referidos a agosto, al período de ocho meses iniciado en enero y a los últimos doce meses.

Esa información nos dice que Chile se mantiene como el más estable en cuanto a precios, con una tasa que en agosto siguió siendo moderada y que permite que el dato del período anual apenas llegue a 1.86%.

Brasil, demostrando que tuvo un notable éxito en su lucha antiinflacionaria, se consolida en el segundo lugar de esta lista. En agosto registró una tasa de 0.19%, con lo cual la anual continuó bajando, y ahora sólo llega a 2.46%.

El Perú, lamentablemente, exhibió en agosto una altísima tasa de 0.67%, la más alta desde marzo del 2015 (provocada por la notable alza del precio del limón y la elevación de la tarifa de agua potable en Lima), y con ello llevó su dato anual a 3.17%, nuevamente por fuera del rango meta de entre 1% y 3% establecido por el BCR.

Colombia, que había tenido una cifra negativa en julio, esta vez tuvo una de 0.14%, que, aunque muy moderada, elevó su dato anual, que pasó de 3.40% a 3.87%.

México, como ya dijimos en los meses anteriores, está teniendo problemas para controlar su indicador, que en agosto registró un alza de 0.49%, elevando el acumulado anual a 6.66%, muy por encima de su rango meta de entre 2% y 4%.

Argentina continúa mostrando tasas mensuales y anuales con tendencia a la moderación, en respuesta a la política que viene ejecutando el actual gobierno para corregir los desequilibrios macroeconómicos.

Venezuela, por su parte, al igual que viene ocurriendo hace dos años, no presenta dato oficial, por lo que sólo cabe basarse en estimaciones como la del FMI, que prevé para este año una hiperinflacionaria y desastrosa tasa de 1,134%, la más alta del mundo.

Nota: el texto y cuadro de este artículo fueron modificados el 15 de septiembre, para incluir el dato argentino, recién publicado ese día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog