miércoles, 8 de febrero de 2017

El Resultado de un Buen Trabajo Conjunto

El río Huaycoloro, un pequeño afluente del río Rímac, incrementó notablemente su caudal hace algunos días y por efecto de ello derribó uno de los puentes que lo cruzan como parte de la autopista Ramiro Prialé, que discurre entre el este de Lima y la localidad de Huachipa.

Así, la importante vía por la que diariamente se movilizan miles de vehículos, y que permite aliviar enormemente el tránsito por la congestionada Carretera Central, vio abruptamente interrumpido el paso por una de sus calzadas (la que fluye de este a oeste), afectando con ello a los numerosos pobladores de esa zona de la capital.


Por fortuna, las autoridades que tienen que ver con el tema actuaron con rapidez y coordinaron bien. El Ministerio de Transportes y Comunicaciones proporcionó un puente Bailey (adquirido por el gobierno anterior), que por su facilidad para ser armado con rapidez es idóneo para situaciones de emergencia. La Municipalidad de Lima, por su parte, trabajando conjuntamente con Rutas de Lima, empresa concesionaria de la vía, se encargó de instalarlo.

Como consecuencia de ello, a las 05:00 horas de mañana, apenas ocho días después de ocurrido el percance, ya estará restablecido el tránsito por el puente provisional y la autopista.

Y dentro de aproximadamente un año se tendrá un nuevo y definitivo puente de concreto, cuya inauguración casi coincidirá con la de los trabajos que se viene haciendo en la referida vía, para extenderla 19.5 kilómetros más, hasta la entrada de la localidad de Chosica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog