viernes, 19 de mayo de 2017

Más Electricidad para la Pujante Pucallpa

Pucallpa, capital del selvático departamento de Ucayali, es, con sus más de 200 mil habitantes, una de las quince ciudades más pobladas del país, a la vez que una de las más progresistas.

Pero su afán de mejorar la calidad de vida de su gente choca con su escasa disponibilidad de energía eléctrica. Actualmente se abastece de una planta térmica (Yarinacocha) y de una línea de transmisión de 138 kilovoltios (KV) que llega desde Aguaytía, urbe situada 120 kilómetros al suroeste de ella y que está conectada al sistema eléctrico nacional.

El problema radica en que dicha línea ya se encuentra al límite de su capacidad, por lo que no satisface adecuadamente los requerimientos, y ante cualquier avería u operación de mantenimiento no tiene más opción que cortar el suministro.

Consciente de que tal situación no debía continuar, el Ministerio de Energía y Minas decidió que era necesario construir, bajo el esquema de una asociación pública-privada (APP), una segunda línea que, con las mismas características que la primera (partiendo desde Aguaytía, con una tensión de 138 KV y una longitud de 132 kilómetros), aumente considerablemente el abastecimiento y lo haga mucho más confiable.

Y, tal como se aprecia en el video que sigue, hoy se produjo la respuesta de la inversión privada a la convocatoria internacional efectuada por Proinversión para seleccionar al operador que financie, diseñe, construya, opere y dé mantenimiento a dicha infraestructura.


En efecto, en un acto que en aras de la plena transparencia fue transmitido en directo a través de las redes sociales, la empresa Terna Plus SRL (filial de la homónima gran empresa italiana) se adjudicó la buena pro, al demandar del Estado peruano un monto de inversión de US$ 8.83 millones, mucho menor que el planteado por los otros dos importantes postores que presentaron oferta económica.

La concesión será por treinta años, y como compromiso de inversión no sólo tendrá el de ejecutar la línea, sino también ampliar las subestaciones existentes en cada uno de sus extremos, es decir en Aguaytía y Pucallpa.

Con ello, dentro de tres años, cuando el proyecto quede concluido, la bella capital ucayalina habrá quedado convenientemente reforzada en materia energética, lo que le permitirá dejar de lado sus inconvenientes actuales y darle a su población más facilidades para desarrollar sus actividades productivas y de otro tipo.

Foto: Carlos Escobal Mc Evoy (Panoramio)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog