viernes, 14 de diciembre de 2018

Línea 2: los Primeros Cinco Kilómetros en el 2020

Con presencia del presidente Vizcarra, ayer se firmó un acuerdo acerca del nuevo cronograma de ejecución de la Línea 2 del Metro de Lima.

Con este se ha definido plazos improrrogables de un megaproyecto que, a cuatro años de su inicio, y debido a la demora del Estado en la entrega de los terrenos requeridos, apenas ha avanzado en cinco kilómetros de túnel subterráneo y en el patio taller de Santa Anita.

Lamentablemente, ello no impedirá que aún se tenga que esperar un tiempo considerable para ver en funcionamiento el sistema.


Es que según el cronograma, recién dentro de dos años, es decir a fines del 2020, estará operativo el tramo de cinco kilómetros al cual se circunscribieron en todo este largo tiempo las noticias. Hablamos del tramo Vía de Evitamiento-Mercado de Santa Anita (con sus cinco estaciones), así como del patio taller de Santa Anita, donde estará el centro de control del sistema.

Luego habrá que esperar bastante más, hasta julio del año 2023, para ver operativos dos tramos más: el que discurrirá entre el Mercado de Santa Anita y la Municipalidad de Ate, y el que lo hará entre Evitamiento y la Plaza Bolognesi, pasando por la Estación Central. En ese momento, con un túnel de aproximadamente quince kilómetros de largo y un total de 16 estaciones, recién se podrá decir claramente que nuestro primer metro subterráneo comenzó a operar comercialmente.

Tras eso, ya sólo habrá que esperar once meses más, hasta junio del año 2024, en que entrará en operación todo lo que resta del sistema, que serán nada menos que todo el largo tramo de más de diez kilómetros entre la Plaza Bolognesi y el puerto del Callao y el de ocho kilómetros de la Línea 4 entre la avenida Colonial y la estación de la avenida Gambetta, pasando por el aeropuerto Jorge Chávez.


Para concretar lo anterior, las obras se acelerarán radicalmente frente a lo visto hasta la fecha. En tal sentido, de los trece frentes de trabajo actuales se pasará a 50 (29 de obras civiles, 11 de equipamiento electromecánico y 10 de arquitectura). El número de trabajadores pasará de menos de 2 mil a casi 5 mil, laborando simultáneamente en catorce estaciones y 18 pozos de ventilación.


La planta de dovelas, que fabricará esas piezas de concreto que recubrirán el túnel, comenzará a ser montada en marzo del próximo año, para que inicie su producción en noviembre del mismo período.

Eso significará que a partir de ese momento podrá operar la primera tuneladora TBM, que para entonces deberá haber sido bajada hasta el fondo de la estación San Juan de Dios o Nicolás Arriola (19), para que perfore rumbo a la estación Circunvalación (18) y luego hacia las otras que se hallan en la ruta, hasta llegar a la de la Plaza Bolognesi (12).

La segunda tuneladora, por su parte, entrará en acción el año 2020. Con tal fin, será introducida al subsuelo por la estación Insurgentes (4) para que perfore desde allí hasta la estación Puerto del Callao (1).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog