martes, 10 de octubre de 2017

Economía Mundial: lo que Dice el FMI

Bajo el título "Buscando Crecimiento Sostenible: Recuperación de Corto Plazo, Retos de Largo Plazo", el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó hoy su World Economic Outlook (Perspectivas de la Economía Mundial) de la segunda mitad del año, documento en el que hizo su evaluación de la actual situación económica mundial.

Como es usual, este ha incluido una amplia base de datos, cuyas cifras más relevantes publicaremos en próximas entregas. Algunas de ellas, referidas al crecimiento esperado de los países, se pueden ver aquí.


La institución también publicó los dos videos adjuntos, uno referido a la conferencia de prensa de presentación del WEO, y otro en el que hace un resumen lo que percibe en la actual coyuntura global y de lo que estima ocurrirá, y efectúa algunas recomendaciones acerca de lo que los países deberían hacer bajo ese marco de cosas.


Por ejemplo, prevé un crecimiento de 3.6% para este año, y de 3.7% para el siguiente, por parte de la economía mundial.

También señala que hay un notable mejora en la actividad de la eurozona y Japón, y un fuerte crecimiento en las zonas emergentes de Europa y Asia.

Sin embargo, la recuperación aún no es total, pues el crecimiento sigue siendo muy lento en América Latina, el Medio Oriente y los exportadores de petróleo del África subsahariana.

Por otro lado, factores tales como un rápido endurecimiento de las condiciones financieras internacionales, el proteccionismo y los conflictos políticos podrían descarrilar la recuperación.

El débil crecimiento de la productividad, la persistente baja inflación y el envejecimiento de la población son una amenaza para las perspectivas de largo plazo de muchas economías.

A la luz de esa situación, el FMI efectúa varias recomendaciones a los formuladores de las políticas de los países. La principal es que deberían emplear la actual fortaleza de la economía global como una ventana de oportunidades para enfrentar estos riesgos y retos, y asegurar que el crecimiento sea más inclusivo.

Las economías avanzadas deberían impulsar la productividad y la oferta laboral, invertir en la gente y en la infraestructura, y reducir la deuda pública.

Las economías emergentes deberían consolidar sus finanzas públicas, mejorar su infraestructura y fortalecer sus instituciones.

Los países de bajos ingresos, por su parte, deberían impulsar su recaudación tributaria, para ayudar a financiar su infraestructura y sus inversiones, administrar mejor su deuda y capitalizar a su creciente población joven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog