domingo, 29 de octubre de 2017

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Crecimiento del PBI en el Siglo XXI

Los datos publicados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su más reciente World Economic Outlook (WEO) muestran que, pese a la desaceleración de los últimos años, la economía de nuestro país está creciendo medianamente bien en lo que va del presente siglo.

En efecto, estos dejan ver que, con una expansión promedio anual de 5.23%, el Perú más que ha duplicado su producto bruto interno (PBI).

Sólo Panamá lo supera en ese aspecto, con un impresionante promedio anual de 6.37%, que hoy le permite tener un PBI 2.69 veces más grande que el de inicios del siglo, y que lo está encumbrando como uno de los países latinoamericanos de mejores ingresos, superando a muchos otros que anteriormente le llevaban gran ventaja.

En la lista también destaca República Dominicana, con una tasa anual promedio de 4.87%. Tras ella se observa a Bolivia, Costa Rica y Colombia, con nada desdeñables tasas de 4% o más.

Chile, que en las décadas de 1980 y 1990 tuvo un fulgurante avance en la materia, no ha podido reeditar dicha performance en las dos últimas décadas, y muestra una tasa inferior al 4%, con registros sumamente modestos en los últimos tres años.

La situación es mucho más deficiente en las tres principales economías de la región. Argentina, que no logró incrementar nada su producto entre los años 2012 y 2016, sólo obtiene un promedio anual de 2.43% en lo que va del siglo. Brasil, que tampoco avanzó entre el 2011 y el 2016, apenas logra un dato promedio anual de 2.40%. México, por su parte, no deja de crecer lentamente, y como consecuencia de ello acumula en lo transcurrido del siglo un promedio de apenas 2.18%.

Para El Salvador, ubicado penúltimo en esta lista, la situación es aún más preocupante, pues un crecimiento tan bajo como el que obtiene (1.93%) deviene dramático cuando se habla, como en su caso, de uno de los países más pobres de la región.

Y la situación de Venezuela sólo se puede calificar de trágica, pues su PBI actual es apenas 14% mayor al de hace dieciséis años, lo que se explica por una ínfima tasa anual de 0.84%, que ni siquiera iguala al crecimiento poblacional, y por ende significa que un venezolano de hoy es mucho más pobre que el del momento en que se instaló el longevo y catastrófico gobierno actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog