miércoles, 11 de octubre de 2017

Nuestras Universidades Ya Licenciadas (1ra Parte)

Desde su creación en enero del año 2015, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) se ha abocado a la ardua tarea de evaluar a los centros de estudio de ese nivel del país.

Ello, en razón de haberse detectado, especialmente en los últimos años, la creación de un buen número de instituciones que dejaban mucho que desear en cuanto a la calidad de su enseñanza, perjudicando gravemente la economía y las perspectivas de desarrollo profesional de quienes con gran sacrificio logran acceder al sueño de ser universitarios.

La evaluación que ahora se efectúa para evitar esa enojosa situación y propiciar una mejor enseñanza se traduce en el licenciamiento y la acreditación, que son aspectos distintos pero complementarios.

El licenciamiento es, según la SUNEDU "un proceso obligatorio que determina si las universidades cumplen con las Condiciones Básicas de Calidad (CBC) para poder operar. Es decir, el umbral por debajo del cual ninguna universidad puede funcionar."

La acreditación, por su parte "es un proceso voluntario que evalúa la mejora continua de la universidad".

La duración de la licencia otorgada se basa en una metodología objetiva que considera como uno de sus principales criterios a la investigación:
  • Si la universidad se ubica en el quintil 5 (superior) del Scimago Institutions Ranking-SIR IBER 2015 tanto en producción científica como en la relevancia o impacto normalizado de esta, tendrá una licencia de diez años;
  • Si se ubica en el quintil 5 (superior) del referido ranking en alguno de los dos indicadores mencionados, pero en el quintil 4 en el otro, tendrá una licencia de ocho años;
  • Si se ubica por debajo del quintil 4 en por lo menos uno de los dos indicadores utilizados, o si no llega a figurar en el ranking, tendrá una licencia por el período mínimo, que es de seis años.
Además, la evaluación para el licenciamiento incluye un análisis cualitativo que se basa en:
  1. El número de docentes a tiempo completo; 
  2. La consolidación de la carrera docente universitaria;
  3. La disponibilidad de docentes calificados; y,
  4. La internacionalización de los grados académicos de los docentes.
El ranking mencionado clasifica a las instituciones académicas (y a otras relacionadas con la investigación) de acuerdo a un indicador compuesto que combina tres conjuntos diferentes de indicadores basados en el desempeño en cuanto a investigación, los productos de innovación que genera y el impacto social de estos, medido por su visibilidad web.

Continúa aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog