martes, 17 de octubre de 2017

Precisiones Constitucionales Acerca del Censo

El Censo Nacional de Población y Vivienda, previsto para efectuarse el domingo 22 del presente mes, es, sin duda, una investigación de suprema importancia con la que toda la población debe contribuir.

De esa forma tendrá el éxito esperado y los peruanos podremos tener una visión mucho más precisa acerca de cómo marcha nuestro país en los diversos aspectos que tienen que ver con la realidad socioeconómica y el desarrollo, es decir, con el nivel de bienestar de la población.

Pero aparentemente el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) ha estado equivocando la forma de dar su mensaje, al plantear que, más que un procedimiento que requiere la colaboración de la ciudadanía, el censo es un procedimiento casi compulsivo, que implica la virtual inamovilidad de esta hasta las 5 de la tarde, o la obligación de responder preguntas (como la de la religión que se profesa) para las cuales constitucionalmente no existe obligatoriedad.

Sin duda es deseable que la gente permanezca en sus casas y conteste todas las preguntas, para que haya mayor orden y eficiencia en el trabajo, y para que este sea mucho más revelador y completo, pero eso tiene que hacerse en el marco de la colaboración, y no de la obligación o la amenaza.


Ese proceder ya ha provocado la presentación de una acción de amparo, y dado lugar a severas críticas, como la que la conocida periodista y abogada Rosa María Palacios presenta en el video adjunto, propalado por el diario La República.

El INEI haría bien en precisar las cosas, y en ayudar a crear, en los cuatro días que restan, un clima mucho más propicio, que fomente la sana y entusiasta participación de la ciudadanía, para que la investigación del día domingo, fundamental para el mejor conocimiento de nuestra realidad y para el establecimiento de las políticas gubernamentales de cara al futuro, resulte todo lo exitosa que esperamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog