domingo, 16 de septiembre de 2018

La Deuda, Cada Vez Menos Dolarizada

Cuando se contrae una deuda, es importante procurar que esté denominada en la moneda en la cual se suele obtener los ingresos.

De esa manera se eleva la posibilidad de honrarla sin problemas en su momento. Pero también se evita el riesgo de que se incremente el monto a pagar, situación que ocurre cuando se concierta un crédito en otra moneda y luego el tipo de cambio se eleva.

A nivel de las finanzas públicas y de las políticas de endeudamiento ocurre lo mismo, razón por la cual los países buscan reducir el peso de su deuda en moneda extranjera, esforzándose por convertir la mayor parte de esta en deuda en moneda nacional.

Así lo ha venido haciendo el Perú, “solarizando” crecientemente su deuda pública en los últimos años, y por eso ha mejorado de modo considerable el perfil de esta, que a la fecha representa el 25% del PBI.

De esa manera, aquella en dólares ha pasado de representar el 64% del total en el año 2004 a sólo 34% en junio del presente año. Y la expresada en soles se ha convertido en mayoritaria, al haber pasado del 5% al 59%. El resto, 7%, está denominado en otras monedas.

Gracias a ello, no sólo ha quedado mucho menos expuesta a las variaciones del tipo de cambio, sino también se ha vuelto más barata. Así, su situación financiera se ha vuelto bastante más desahogada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog