lunes, 30 de diciembre de 2019

Las Bondades del Programa Juntos

El programa Juntos fue creado el año 2005, apoyado por quienes creían que el Estado debía ayudar más decididamente a los más pobres, pero criticado por quienes temían que se convirtiera en un instrumento de clientelismo político y de deterioro de las finanzas públicas.

Y ahora, catorce años después, y con casi 750 mil familias afiliadas a nivel nacional, luce consolidado, luego de haber demostrado sus bondades, y sin que los principales temores acerca de su función se hayan concretado (al menos no en el nivel esperado).

Haber logrado la Certificación Internacional Integral ISO 9001 a la Gestión de Calidad y la Certificación ISO 37001 a la Gestión Antisoborno (ambas otorgadas por el Capítulo BASC PERÚ, a través de su marca Perú Certification) abona a su favor en cuanto al manejo de sus recursos. Y la solidez fiscal que mantiene nuestro país parece indicar lo mismo.

Juntos opera con un subsidio estatal directo, destinado únicamente a las personas más pobres del país, identificadas gracias a las evaluaciones que efectúa el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) en cooperación con el INEI y otras entidades.

Dicha asignación, de S/ 200 (US$ 60) cada dos meses, les ayuda a sobrellevar mejor su difícil situación e impide que pasen hambre.

Pero no es un subsidio sin contraprestación, pues los beneficiarios deben cumplir tres requisitos indispensables: llevar a sus hijos a los centros de salud, enviarlos al colegio y, en el caso de las gestantes, acudir a sus controles prenatales. Si los funcionarios de Juntos, en colaboración con los establecimientos de salud e instituciones educativas de la zona, detectan incumplimiento, queda sin efecto la vital ayuda.


Paralelamente, el Estado procura, mediante otros mecanismos, que esas personas mejoren de una manera sana su situación socioeconómica y abandonen paulatinamente la pobreza y la extrema pobreza.

El principal, sin duda, es el crecimiento económico, que promueve el empleo y mejora el ingreso. Otros son la construcción de carreteras (para favorecer la comercialización de los productos), la asesoría técnica para la mejor producción (agraria, pecuaria, piscícola, etc), la construcción de infraestructura de riego, el mejor abastecimiento de agua y electricidad, la promoción de la asociatividad (que permita incursionar mejor en los diversos mercados del país), la provisión de mejores sistemas de comunicaciones e información, etc.

Mientras tanto, Juntos permanece como un colchón socioeconómico, y en ese proceso, además de evitar que los más pobres lleguen a situaciones insostenibles, contribuye a mejorar la educación y la salud.

Foto: Juntos

2 comentarios:

  1. 750,000 x S/.200 x 12 meses = S/. 1,800 millones repartidos de mano en mano, los funcionarios se hallan cortados las uñas?, Cuando se reparte alegremente dinero, por mas noble que sea la foto, siempre les crecen las uñas.

    ResponderEliminar
  2. Hay que empezar una campania en Lima para hacer que los limenos educados con profesiones tecnicas y universitarias salgan de lima en masa, que se muevan a hacer emprendimientos en las regiones, que lleven esos estandares tecnicos fuera de lima creando chamba y riqueza fuera de la capital, Lima no deja de llenarse de gente, y las regiones se siguen quedando sin talentos, el colapso sigue rampante en la capital.
    COmo bien dices, la actividad privada, de micro y mediana empresa fundamental pa sacar a la gente de la pobreza, es la que mas genera trabajo directo, hasta dando servicios a las grandotas.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog