lunes, 10 de octubre de 2016

La Avenida de los Grandes

La avenida Javier Prado, que une el centro y el este de Lima, se está convirtiendo en la vía de los grandes edificios de Lima.

Así comenzó a ocurrir desde la construcción, el año 2009, del hotel Westin, que con sus 120 metros destronó a la torre del Centro Cívico como el más alto de la ciudad. Eso se confirmó luego con la vecina Torre Begonias, de la misma altura, y se ratificó ampliamente con la construcción de la nueva sede principal del Banco de la Nación, en el distrito de San Borja, cuyos 135 metros lo encumbran a la fecha como el más destacado del rubro en Lima y todo el país.

Todos esos edificios, así como otros de grandes dimensiones, que bordean los 100 metros de altura, son visibles en esta excelente fotografía captada por M!ke!1 y subida a Flickr. En la imagen también se aprecia, un poco hacia la izquierda, el edificio residencial más alto del país, recién construido y de más de 90 metros.

Esa supremacía de la avenida Javier Prado en materia de grandes construcciones ahora también se está extendiendo a la zona del distrito de Surco, donde nuevas moles comienzan a surgir, haciendo prever que el dinamismo en este rubro y en esta arteria continuará.

Y no hay que olvidar el gran proyecto de la Torre Rímac, prevista para emplazarse en esta avenida, casi frente al Westin y el Begonias, y destinada a entronizarse, con sus más de 180 metros, como la indiscutible reina peruana de las alturas.

1 comentario:

  1. Es una lástima que lo que menos ha importado al momento de planificar el desarrollo de las avenidas más importantes de nuestra ciudad es el peatón, el ciudadano de a pie, en beneficio del auto. Es decir, mucho más ha importado hacer carriles para los autos que dar espacio al peatón. Aunque se hagan edificios de 100 metros de alto, es esto acaso "desarrollo"?

    Esto se comprueba al ver el ridículo ancho de veredas a lo largo de varias avenidas como Javier Prado o Benavides, en las que en muchos sectores es necesario caminar de perfil para no chocar con otras personas o incluso llega a ser imposible continuar caminando si es que no se baja a la pista.

    Vean y comparen como son las veredas en avenidas de grandes ciudades como Ciudad de México, cercana a nuestro contexto, y sin mencionar las de ciudades del primer mundo. Allí. en el Paseo de la Reforma, que es el equivalente a Javier Prado, las veredas llegan a tener 8 metros de ancho.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog