martes, 25 de octubre de 2016

Términos de Intercambio en América Latina

Los últimos cinco años no han sido nada fáciles para los países de América Latina en materia de comercio exterior.

Es que, como se aprecia en este gráfico del Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2016, documento publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), sus términos de intercambio, que reflejan la variación neta de sus precios de exportación y exportación, se movieron muy negativamente, impactando con diversos grados de intensidad a unos y otros países.

El año 2012, por ejemplo, Brasil y los países exportadores de productos mineros (Chile y el Perú) resultaron los más perjudicados, con una caída de 6% y 5%, respectivamente, de sus términos.

El año 2013, la situación golpeó especialmente a los países caribeños, pero también a los exportadores agroindustriales (Argentina, Paraguay y Uruguay), a los exportadores mineros y a los de hidrocarburos (Bolivia, Colombia, Ecuador, Trinidad y Tobago y Venezuela).

En el 2014, otra vez los exportadores de hidrocarburos fueron muy golpeados, y, aunque mucho menos, México también sufrió el impacto.

En el 2015, los exportadores de hidrocarburos completaron un tercer año muy malo, con una profundísima caída (de nada menos que 30%) de su indicador. Brasil, con un retroceso de 11% del suyo, también enfrentó una situación complicada. Como consecuencia del deterioro en estos dos importantes países, América Latina en su conjunto registró el mayor declive del indicador.

Y en el año actual los exportadores de hidrocarburos continúan siendo, con un retroceso de 14%, los más afectados por esta cuesta abajo de los términos. No en vano Venezuela enfrenta una crisis gravísima, Colombia ha reducido considerablemente su crecimiento y Ecuador se adentra cada vez más en la recesión.

Felizmente el Perú, al igual que Chile, no afrontó en ningún momento una caída excesiva de su indicador, pues en el momento más crítico éste no se redujo más de 5%. Sin duda, el movimiento del precio del oro, distinto al del cobre, atenuó el impacto externo, y a esa situación también contribuyeron los precios de varias importaciones, como las de petróleo, trigo, soya y otras, que, al bajar en los mercados internacionales, contrarrestaron el efecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Temas tratados en nuestro blog