sábado, 22 de octubre de 2016

Los Datos de la Interoceánica

En la Carretera Interoceánica del Sur (IIRSA Sur), el tramo 3, que se inicia en el puente Inambari y termina en la localidad de Iñapari, es el más próximo a la frontera con el vecino país de Brasil.

Siendo así, es importante averiguar el flujo de vehículos que se registra en él, para determinar si la gran carretera está cumpliendo con el objetivo de integración internacional por el cual fue construida.

Afrotunadamente, las cifras del organismo supervisor OSITRAN nos dicen que, efectivamente, hay un sostenido avance de dicho flujo.

Así, mientras el año 2012 transitaron por el tramo 501,229 vehículos, en el 2015 lo hicieron 712,518, lo que representó un incremento de 42% en ese período de tres años. La cifra creció considerablemente en el 2013, pero bajó sensiblemente en el 2014, para luego experimentar una fuerte recuperación en el 2015, hasta la cantidad antes mencionada, que constituye un record en la corta existencia de la vía.

De los tres puestos de peaje existentes en la vía de 411 kilómetros, el de Unión Progreso es el más concurrido, lo que se explica por ser el ubicado más al interior del país, 23 kilómetros antes de llegar (partiendo del Cusco) a Puerto Maldonado. Por allí pasaron 359,344 vehículos en el 2015 (39% más que en el 2012).

Luego le sigue el de Planchón, situado 48 kilómetros después de Puerto Maldonado, y por el cual el último año pasaron 263,938 vehículos (49% más que en el 2012).

Y al final se ubica (ver foto) el de San Lorenzo, a apenas 78 kilómetros de la línea fronteriza, y por lo tanto el puesto de peaje que mejor refleja la situación del comercio binacional. Por allí circularon el año pasado 89,236 vehículos (35% más que tres años atrás), lo que equivale a unos 245 diarios, o diez por hora.

Esos buenos números se ratifican con el indicador denominado IMDA (Índice Medio Diario Anual), que revela, en los peajes de Unión Progreso y Planchón, flujos que rebasan con enorme facilidad lo que se había previsto tanto para el año 2015 como para el 2030.

En el de San Lorenzo, si bien aún no se alcanza lo previsto para el 2030 (sobra tiempo para hacerlo), se rebasó cómodamente (por un holgado margen de 40%) lo correspondiente al 2015.

En el primer semestre del presente año el flujo por la vía ha continuado mejorando, con un importante incremento de 17% en el número total de vehículos, señal de que, pese a eventuales y transitorios bajones, el gran proyecto se consolida.

Foto: Google Maps

3 comentarios:

  1. Esta carretera fue planeada para llevar productos a Brasil, pero nada se cumple, cuando hay problemas de la carretera de La Paz hacia la selva de Pando, son los bolivianos que hacen un rodeo por Puno y salen por la frontera con Brasil. EN el fondo ha sido un subsidio a la minería ilegal de Madre de Dios que son quienes mas utilizan la carretera, el mucho mayor peaje de Unión Progreso (la pampa) lo dice todo, el auge de la mineriailegal en esa zona coincide con la construcción de la interoceánica. Antes estaban en los ríos, pero el transporte era lento, caro y engorroso.

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente el primer usuario tiene razón. Si bien la carretera Interoceánica es espectacular por sus paisajes (he tenido la suerte de poder recorrerla hasta Rio Branco), lo que más convenia era hacer una via ferrea en su lugar. El tráfico de productos ilegales es mucho más dificil en un medio controlado como el ferrocarril.

    ResponderEliminar
  3. Ambos son necesarios, el ferrocarril mueve carga y pasajeros(en masa)y distancia larga, mas las carreteras mueven el comercio interno de pueblo a pueblo, movimiento economico fuerte, TLC hacia adentro.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog