jueves, 8 de diciembre de 2016

El Interesante Plan de Reformas del MEF (2a Parte)

Las reformas estructurales planteadas por el MEF para evitar caer en la "trampa de los ingresos medios" pondrán énfasis en uno de los componentes básicos del producto bruto interno (PBI): la inversión.


Como se sabe, ésta es la que genera la capacidad productiva a partir de la cual se puede crecer. Por ello, se buscará incrementarla significativamente, lo que se hará a través de las siguientes vías:

1. Un Boom de Infraestructura. Este se basará en un plan nacional sobre la materia y será financiado con un fondo especial (alimentado con los excedentes fiscales, que ya no se destinarán a prepagar deuda), del cual saldrán los recursos para la participación del Estado en las asociaciones público-privadas (APP).

Su ejecución tendrá lugar a través del programa Invierte.pe, que ha venido a reemplazar al Sistema Nacional de Inversión Pública-SNIP. Esto significa que, a la hora de facilitar los recursos, el MEF ya no evaluará estudios de perfil y de pre factibilidad y factibilidad (que demandaban costosos recursos a los gobiernos locales o regionales), sino simplemente exigirá que se demuestre que el proyecto cierra brechas (de pobreza, educativas, viales, ecológicas, etc) y cumple sus objetivos. Se priorizará los proyectos que contribuyan a cerrar brechas en las zonas más pobres.

Este boom de infraestructura también implicará la reforma de Proinversión, del esquema de APP y del programa de obras por impuestos. Ya fueron publicadas las normas al respecto. Las obras a ejecutarse por APP ya no serán decididas por los ministerios, sino por Proinversión, que será una agencia de excelencia e incrementará su protagonismo, pues ya no sólo se encargará de la promoción internacional de los proyectos en busca de inversionistas interesados, sino también de identificar los que ameriten ser cofinanciados mediante APP e ingresar a dicho proceso de promoción (los restantes quedarán para ser ejecutados como obra pública).

Gracias a él se facilitará la ejecución de proyectos, comenzando por el destrabe de los que hoy están en marcha pero tropiezan con dificultades para caminar a buen ritmo (Metro de Lima, gasoducto del sur, aeropuerto internacional de Chinchero, etc).

2. Un Shock de Competitividad y Formalización. Este tendrá lugar con la reforma del sistema tributario, transformando la SUNAT, mejorando el sistema de protección social y viabilizando el destrabe administrativo.

Se buscará ampliar la base tributaria, lo que supondrá hacer más atractiva la formalidad, reduciendo sus costos y aumentando sus beneficios. Eso se hará teniendo en cuenta que a una pequeña o micro empresa, que es mucho menos productiva que una grande, cada trámite para su negocio, cada contrato laboral o cada crédito solicitado le representa un costo relativo mucho más alto.

Los costos que se buscará reducir son los derivados de la elevada carga tributaria, el impuesto a las planillas, los incontables trámites burocráticos y la baja productividad. Los beneficios que se buscará incrementar son, entre otros, los de provisión de servicios públicos, seguridad y acceso al financiamiento.

En tal sentido, se reducirá la tasa del IGV y se simplificará los procedimientos de la SUNAT, para hacer mucho más sencillo el pago de impuestos.

Paralelamente, se promoverá el incremento de la bancarización (porcentaje de la liquidez que se moviliza a través de la banca), que actualmente sólo llega al 37%. Ello y la participación de Agrobanco, MiVivienda, Banco de la Nación y COFIDE permitirán que el crédito llegue a más sectores y con tasas más bajas (actualmente sólo el 4% de las microempresas tienen acceso, y con tasas de interés seis veces más altas que las de las grandes empresas).

En materia laboral, se reducirá los sobrecostos (importes que las empresas pagan por cada trabajador, pero que éstos no reciben), que hoy llegan hasta el 60% del salario. Esa absurda situación eleva enormemente el costo de contratar trabajadores, pese a que los salarios realmente no son altos. La idea es que los impuestos no afecten a estos últimos.

Ya se ha emitido algunas normas acerca de este importante conjunto de medidas, como la que acaba de crear Invierte.pe y la que ha reformado Proinversión, así como la promulgada hoy, que elimina las deudas tributarias por menos de una Unidad Impositiva Tributaria (UIT) y reduce en 50% aquéllas de más de 2,000 UIT acogidas a un esquema de fraccionamiento. Y se espera que toda la legislación (incluyendo los temas de universalización del sistema de salud, pensiones y sobrecostos laborales) quede lista en junio del año entrante.

El gran objetivo es que la economía crezca más de 5% al año, lo que se lograría, entre otras cosas, propiciando que la inversión privada llegue al 20% del PBI, que la inversión en infraestructura supere el 6% del PBI, que la productividad aumente 1.5% al año, que la formalidad laboral pase del actual 25% al 40% y que el incumplimiento en el pago del IGV se reduzca al 20%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Temas tratados en nuestro blog