lunes, 6 de agosto de 2018

La Irracionalidad en todo su Esplendor

Con un dólar, usted podría comprar 0.54 litros de gasolina en Uruguay, 0.83 litros en Brasil, 0.86 en Costa Rica, 0.89 en el Perú, 0.90 en Chile, 1 litro en Colombia, Argentina y México y 1.11 litros en Panamá.

Pero si usted llevara ese mismo dólar a Venezuela y lo vendiera en el mercado negro, es decir en el mercado libre (el mismo con el que se efectuó el cálculo en todos los países mencionados), le alcanzaría para comprar mucho más que un simple litro.

Es que allí le pagarían 3.5 millones de bolívares por su dólar. Y como el litro de gasolina cuesta un bolívar, significa que podría comprar nada menos que 3.5 millones de litros. Considerando que un camión standard es capaz de cargar 38 mil litros, usted podría adquirir nada menos que 92 camiones llenos de gasolina. Por lo menos en teoría, pues si realmente pretendiera hacerlo, seguramente sería acusado por el gobierno de ser un terrorista económico o algo por el estilo.

Así de irracional y caricaturesca es la revolución bolivariana. Con una política que ha perpetrado semejante disparate, de tener a precio de regalo uno de sus productos más importantes, es totalmente entendible, y hasta lógico, que el país tenga la hiperinflación más alta del mundo, que la producción esté cayendo en picada, que los salarios hayan disminuido a niveles miserables y que la mitad de la población esté huyendo al primer país que pueda.

1 comentario:

Temas tratados en nuestro blog