sábado, 13 de octubre de 2018

El Camino Adecuado y Sensato para Bolivia

Con el título no nos referimos específicamente al moqueguano puerto de Ilo, visible en la primera de las fotos aquí presentadas.

Nos referimos más bien a que el camino adecuado para el vecino país altiplánico es aprovechar al máximo las facilidades y ventajas que todos sus vecinos han puesto a su disposición desde hace muchos años.

Eso lo han hecho para permitirle acceso a los dos océanos, tanto al Pacífico, por donde el Perú y Chile le brindan amplias facilidades de tránsito, como al Atlántico, donde Argentina, Paraguay y Uruguay hacen lo propio, a través de la hidrovía que desemboca en ese océano.

Esa es la verdadera salida para nuestro vecino suroriental, pues lo que perdió en la guerra ya no será recuperado, y por ende no tiene sentido mantenerlo como demagógico tema de agenda, dejando de lado opciones que sí son provechosas y de posibilidad de uso casi inmediato.

Ilo es, ciertamente, una de ellas, como quedó demostrado hoy, con el arribo de un buque cargado de 13 mil toneladas para ese país, en un acto que fue presenciado por su presidente Evo Morales. Desde allí, la mercadería puede ser transportada con toda comodidad por la excelente carretera asfaltada que une los dos países.

Y si Bolivia decide emplear más intensamente nuestro puerto, este, que en los últimos meses fue objeto de diversas pequeñas mejoras, pero que aún es pequeño y no tiene un equipamiento óptimo, seguramente tendrá incentivos para ampliar y mejorar aún más sus instalaciones, e inclusive podría interesar al sector privado, que con una inversión de gran envergadura efectuada en el marco de una concesión podría dejarlo en inmejorables condiciones.


Por si fuera poco, un poco más al norte está Matarani, puerto arequipeño mucho más grande y mejor equipado, que podría atender sin el menor problema otra buena parte de los requerimientos altiplánicos.

Alternativas para que Bolivia dinamice su comercio por la vía marítima hay, y como acabamos de ver dos de ellas están en puertos peruanos. Todo dependerá de que nuestro vecino deje de lado aspiraciones que ya no caben, y comience a mirar el futuro con un nuevo enfoque, realista y pragmático.

Fotos: MTC

2 comentarios:

  1. No era necesario hacer juicios de valor (malos encima) acerca de la situación boliviana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es nuestro punto de vista, del cual usted tiene todo el derecho a discrepar. Nosotros nos ratificamos en lo dicho: los gobernantes de Bolivia beneficiarán mucho más a su país aprovechando intensamente las múltiples facilidades portuarias que sus vecinos les ofrecen, antes que desdeñándolas en aras de insistir con un reclamo por soberanía marítima que no tiene la menor posibilidad de generar resultados.

      Eliminar

Temas tratados en nuestro blog