lunes, 11 de julio de 2016

Metro Línea 1: Ya hay Adenda para Más Trenes

Tras una larga negociación, explicable por la complejidad del tema y el importante monto de inversión involucrado (parte del cual le corresponderá al Estado), hoy se firmó la esperada agenda referida a la compra de más trenes para la Línea 1 del Metro de Lima.

Como se observa en el comunicado emitido por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), ésta contempla la adquisición de 20 trenes nuevos (de seis coches cada uno), así como la de 19 coches sueltos (para añadir uno a cada uno de los 19 trenes Alstom verde y blancos actualmente en circulación, que sólo tienen cinco).

Según la programación conversada con el fabricante (que se sobrentiende será Alstom), los dos primeros llegarán a fines del próximo año, en tanto que todos los demás lo harán en el transcurso del 2018. En ese mismo período de tiempo irán llegando los coches sueltos, que al agregarse a los trenes que hoy sólo tienen cinco, les permitirán ampliar su capacidad.

Eso significa que a inicios del año 2019, cuando se estima que la entrega haya quedado completada, el número de trenes pasará de los actuales 24 a 44, contando ya todos ellos con seis coches. También significa que, a diferencia de lo que ocurre hoy, cuando 19 de los 24 trenes existentes sólo pueden transportar mil pasajeros, en ese momento todos estarán en capacidad de transportar 1,200.

Con ello, el sistema ampliará su capacidad de los actuales 320 mil pasajeros diarios a aproximadamente 500 mil. El tiempo de espera, por su parte, pasará de 6 a 3 minutos en las horas punta y de 10 a 6 en el resto del día.

Pero el acuerdo no sólo incluye una mayor flota, sino también importantes mejoras en la infraestructura. Acorde con eso se reforzará el sistema eléctrico, se ampliará las estaciones con mayor afluencia de público (Bayóvar, Grau, Gamarra, La Cultura y Villa El Salvador) y se construirá más cocheras en el patio taller de Bayóvar, para guardar los nuevos trenes.

La inversión asciende a nada menos que US$ 410 millones (505.5 considerando IGV, supervisión y otros rubros). Eso explica, como dijimos al inicio, el largo tiempo empleado en la negociación, pues de una parte estaba el legítimo interés de la concesionaria por defender su rentabilidad, y en el otro el también muy legítimo interés del Ministerio de Economía y Finanzas de salvaguardar los recursos públicos.


Lo cierto, y también lo más importante, es que el asunto ya quedó solucionado, con lo cual comienza a correr la cuenta regresiva, al final de la cual los millones de limeños que emplean el metro tendrán a su disposición una flota mucho más numerosa que la actual, y un servicio notablemente mejorado.

Foto: MTC

4 comentarios:

  1. AMIGOS DE DESARROLLO PERUANO, PERO NO HE LEìDO EN NINGùN PàRRAFO, LA PARTICIPACIòN DE "GRAÑA Y MONTERO FERROVìAS", POR QUé?, ESO SE LLAMA DESINFORMACIòN, PREFERENCIA O PARCIALIZACIòN. MàS CUIDADO POR FAVOR AL ELABORAR UNA NOTA INFORMATIVA.
    VUESTRO COLEGA.

    ResponderEliminar
  2. En el artículo se menciona que el acuerdo fue entre el MTC y el consorcio concesionario. Y en el comunicado y el video, incluidos expresamente en la nota, hay menciones a GyM Ferrovías. No hay, ni tendría por qué haberlas, desinformación, preferencia ni parcialización de ningún tipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desarrollo peruano es un blog técnico que por lo mismo tiene intereses en el establishment económico me parece correcto pero ir en contra de los intereses de un país no es correcto cualquier peruano que viaja a otros continentes se da cuenta que la línea 1 fue hecha a proposito mal, para después incluir adendas por que como una ciudad de 9 millones de habitantes va a cobrar con tan pocos trenes creando en la línea una capacidad ociosa. Esta buen ganen pero el daño a Lima con la congestión es imperdonable.

      Eliminar
    2. En este blog siempre hemos manifestado, y lo seguiremos haciendo, una clara simpatía hacia el modelo económico de libre mercado y de aliento a la iniciativa privada. Cuando esa iniciativa se lleva a cabo en condiciones de total y transparente competencia, sin privilegios ni tratos preferenciales, no va en contra de los intereses del país, sino más bien coincide con ellos, y por eso la respaldamos. Nuestro interés se limita a aquéllo que produce beneficios al Perú y a los peruanos, y a ninguna otra cosa. En cuanto a la Línea 1, es claro que partió como un proyecto precipitado, demagógico y sin mayor estudio, en el primer gobierno de Alan García, que felizmente luego pudo ser reencauzado en el presente siglo. En esa época, cuando el país estaba quebrado y no se pudo poner en operación ni siquiera un ínfimo tramo de diez kilómetros, nadie podía suponer que 30 años después se estaría firmando una adenda para una cuantiosa compra de nuevos trenes, para atender la que finalmente devino, gracias a la creciente demanda de una gran ciudad, en una larga y exitosa línea.

      Eliminar

Temas tratados en nuestro blog