jueves, 14 de julio de 2016

Siete Grandes de América Latina: Inflación a Junio del 2016

Transcurrida la primera mitad del año, la tasa de inflación, expresada por la variación del índice de precios al consumidor, muestra comportamientos diversos en las siete economías más grandes de América Latina.

En México, al haber registrado una cifra mínima en junio (de apenas 0.11%), acumula una de 0.31% en el semestre y de 2.54% en los últimos doce meses, situándose como la menor en este grupo de países y ubicándose con toda comodidad dentro del rango meta de entre 1 y 4% establecido por su banco central.

En el Perú, si bien aún permanece fuera del rango meta de entre 1 y 3%, se halla en claro descenso (de la mano del debilitamiento del dólar), siendo probable que retorne a éste en lo que resta del año.

En Chile, por su parte, la tasa siguió evolucionando de una manera tal que está permitiendo una disminución muy paulatina del dato anual, que ascendió a 4.8% en enero y hoy se sitúa en 4.2%.

Colombia y Brasil muestran inflaciones bastante más elevadas, pero con tendencias totalmente contrarias. Así, mientras en el primer país el dato anual viene subiendo casi ininterrumpidamente desde mayo del año pasado (era de 4.41% entonces y ahora ya llega a 8.60%), en el segundo marcha en franco retroceso, con una tasa que, después de haber llegado a 10.71% en enero, ha declinado sostenidamente en los meses siguientes, de tal manera que en junio ya se ubica en 8.84%.

Argentina y Venezuela se hallan en otro nivel. En el primero, afortunadamente, el gobierno ya está tomando importantes medidas de ajuste para solucionar el problema a mediano plazo. Además, ha sometido a una total reestructuración el desacreditado Indec (que manipuló descaradamente las estadísticas durante el gobierno anterior), lo que está permitiendo obtener, ahora sí, cifras confiables, como la que muestra una variación de los precios de 3.1% en junio.

En el segundo, en cambio, la hiperinflación sigue a todo vapor, atizada por un gobierno que, lejos de intentar soluciones, sigue incurriendo en despropósitos macroeconómicos. El año pasado llegó a 180.9%, y en el actual el FMI prevé que se multiplique varias veces, quizá para llegar a 700%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog