domingo, 2 de julio de 2017

El Perú en el Ranking Latinoamericano: Capacidad Eléctrica Instalada 2015

La producción de electricidad es fundamental para que los países lleven a cabo su actividad económica, crezcan y se desarrollen.

Cuanto más grandes y desarrolladas son las economías, más electricidad requieren, para hacer funcionar sus ciudades, sus industrias y los equipos y artefactos con los que cuenta su población. Por tal razón, es indispensable que cuenten con una capacidad de generación que les permita el debido abastecimiento.

Veamos cómo marchan en la materia los países de la región, con datos proporcionados por la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE). Estos corresponden al año 2015 y, además de mostrar la capacidad instalada total de cada país, detallan las diversas fuentes que estos emplean para generar su electricidad.

Brasil, México y Argentina son los tres países con mayor capacidad instalada, lo cual está acorde con su condición de ser las tres principales economías del área. En el primero de ellos destaca la producción hidroeléctrica, y en los otros dos la térmica. Los tres son los únicos de la región que también recurren a la fuente nuclear.

Cabe señalar, de otro lado, el enorme avance de Brasil en materia de uso de fuentes renovables (especialmente solar y eólica), a tal punto que genera mediante éstas más de lo que generan a través de todas sus fuentes Cuba y los países que le siguen en la lista.

En cuarto lugar se sitúa Venezuela, con casi la totalidad de su abastecimiento a cargo de sus centrales hidroeléctricas y térmicas.

Le sigue Chile, donde prima la generación térmica, pero donde también ha alcanzado una participación importante la de fuentes recovables. En Colombia, ubicada sexta, más bien predomina la generación hidroeléctrica, pero la solar y eólica han alcanzado un fuerte protagonismo, equivaliendo nada menos que al 12% del total.

En el Perú la generación hidroeléctrica había sido hasta el inicio de este siglo la líder indiscutible, pero esa situación cambió en la última década, a medida que el gas natural producido en Camisea llevó a la construcción de varias grandes centrales térmicas, que hoy son las principales aportantes al sistema eléctrico interconectado nacional. Y la situación está comenzando a cambiar nuevamente, esta vez por la incursión de las centrales solares y eólicas, que hace diez años prácticamente no existían en nuestro territorio, pero que en el 2015 ya alcanzaban el 2.8% de la producción total, con una tendencia claramente creciente, dada la gran cantidad de nuevos proyectos.

Detrás de nuestro país se sitúa Paraguay, donde la generación (de la mano de la colosal central de Itaipú) es casi totalmente hidroeléctrica, y luego Cuba y República Dominicana, donde más bien prima la térmica.

Cabe señalar, como dato anexo muy importante, que los países con más participación de las fuentes renovables son Nicaragua, Honduras, Uruguay, Costa Rica y Colombia, donde la producción de electricidad a partir de paneles solares o rotores de viento alcanza los notables porcentajes de 25.7%, 24.0%, 23.1%, 15.8% y 11.9%, respectivamente.

1 comentario:

  1. La termica es demasiado grande, no deberia ni ser el 10% del combo.
    Ya el eolico y la solar son mas baratas de instalar y sobre todo mantener que la termica, la termica no es que quemar gas natural con todo sus componentes y mover turbinas.
    Peru puede empujar fuertisimo industria de plasticos, de alcoholes, y derivados para consumo interno y exportar, sin embargo lo quemamos moviendo usinas...
    El potencial de arequipa moquegua, tacna para producir eolicas es inmenso, puno mismo en el altiplano.
    Tienes un circulo virtuoso de solar/eolica combinado a baterias de litio para almacenar y ser usada en horas pico y en horas de cero viento o cero sol.
    Ese otros deberia ser mas del 60% de nuestro combo.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog