viernes, 14 de julio de 2017

La Carrera de la Calificación Crediticia Latinoamericana según S&P (a Julio del 2017)

Desde abril, mes en que hablamos por última vez de la calificación crediticia latinoamericana según la agencia Standard and Poor's (S&P), han habido cuatro cambios en las posiciones.

Tres de estos han correspondido a Ecuador, Venezuela y El Salvador, países que, reflejando sus dificultades econónicas, sufrieron sendas degradaciones de sus notas. En el primer caso ese declive fue de B a B-, en el segundo de CCC a CCC- y en el tercero de B- a CC. El pequeño país centroamericano ha sido el más afectado, al haber sufrido una rebaja de nada menos que cuatro niveles, hasta convertirse en el peor calificado de la región.

El último cambio se ha dado el día de ayer. Y es el más notorio, pues corresponde nada menos que al líder latinoamericano en la materia, Chile, país cuyo rating ha sido reducido por primera vez en 25 años, desde AA- (a sólo tres casillas de la nota máxima) a A+.

Según S&P, ello se debe, entre otros factores, a su lento crecimiento de los últimos años y a la baja del precio del cobre (de lejos su principal producto de exportación). Esas circunstancias han afectado sus ingresos fiscales y gatillado un creciente endeudamiento público (factores ambos que resultan centrales en la evaluación crediticia).


Pese a ello, el país del sur continúa encabezando con holgura este ranking regional, pues sus más cercanos seguidores, el Perú y México, aún se hallan tres casillas más atrás, ambos con rating BBB+.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog