jueves, 6 de julio de 2017

Entregada la Buena Pro de la Hidrovía Amazónica

Debido a la dificultad de construir carreteras que interconecten sus numerosas ciudades y centros poblados, en nuestra inmensa selva los ríos son los llamados a cumplir esa vital función integradora.

Lamentablemente, en épocas de estiaje su caudal disminuye considerablemente, lo que impide que los buques operen a toda su capacidad y eleva notablemente los costos del transporte.

Para solucionar ese problema, se planteó la ejecución del gran proyecto de la Hidrovía Amazónica, consistente en la habilitación, en la zona central de los ríos Huallaga, Marañón, Amazonas y Ucayali, y a lo largo de 2,687 kilómetros de sus respectivos recorridos, de un gran canal de 56 metros de ancho. Ello, que implicará dragar los denominados malos pasos que en gran número existen en la ruta, permitirá que los buques, valiéndose de sus sistemas de navegación GPS y de la información actualizada que les deberá brindar el operador acerca de las condiciones de la hidrovía, tengan durante todo el año, tanto de día como de noche, un sendero fluvial por el que podrán desplazarse sin riesgos de sufrir encallamientos.

Hoy se dio un gran paso en pro de esta gran obra, al haberse entregado, luego de una rigurosa evaluación de las propuestas de tres postores de talla mundial, la buena pro para su ejecución, que se efectuará en el marco de una asociación público-privada.

Esta correrá por cuenta del Consorcio Hidrovías II (integrado por la empresa china Sinohydro Corporation y la peruana Construcción y Administración), que se impuso sobre sus dos competidores al ofrecer la propuesta que representará el menor costo para el Estado.


Aparte de la habilitación del canal, el consorcio tendrá la responsabilidad de mantenerlo en perfectas condiciones de transitabilidad durante los veinte años de duración de la concesión.

Luego de la firma del contrato, el consorcio comenzará a ejecutar lo estipulado en el mismo, lo que incluirá el estudio definitivo de ingeniería, el cierre financiero y luego el inicio de los trabajos.

Así, en unos pocos años más la obra quedará terminada, permitiendo que Iquitos, Nauta, Pucallpa, Yurimaguas, Contamana, Requena y otras ciudades de nuestra amazonía den un salto cualitativo en materia de desarrollo, al mejorar notablemente su capacidad de integrarse, tanto entre sí como con el resto del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog