lunes, 26 de febrero de 2018

La Carrera Latinoamericana de la Calificación Crediticia según Fitch (a Febrero del 2018)

Prosiguiendo con sus malas noticias en cuanto a calificación crediticia, Brasil vio desmejorar hace tres días la que le había asignado la agencia Fitch, tal como anteriormente ya había acontecido con las de Standard and Poor's y Moody's. La referida entidad le redujo el rating del anterior nivel de BB al de BB-, aunque le otorgó perspectiva positiva.

Según el comunicado que emitió, "el downgrade refleja los persistentes y grandes déficits fiscales, una alta y creciente carga de la deuda gubernamental y el fracaso en dictar reformas legislativas que mejorarían el desempeño estructural de las finanzas públicas. La decisión del gobierno de no poner a votación en el congreso la reforma de la seguridad social representa un importante retroceso en la agenda de reformas que socava la confianza en la trayectoria de mediano plazo de las finanzas públicas y el compromiso político de abordar el tema."

Esa es la principal novedad en el tema en la región, y ocurre cuando Brasil había logrado reducir a un nivel muy elogiable su inflación y comienza a crecer, luego de la recesión que lo afectó por varios años.

En cuanto a los otros países, Chile continúa sólido en su liderazgo regional, con un rating de A, y el Perú y México le siguen dos escalones después, ambos con nota de BBB+.

Panamá y Colombia con ratings BBB, y Uruguay con BBB- completan el grupo de los países que a criterio de Fitch merecen el grado de inversión.

Argentina, pese a sus innegables mejoras en el manejo macroeconómico, aún se ubica muy rezagada, con una calificación de B, igualada con Ecuador y por detrás de Nicaragua.

La lista la cierra Venezuela, cuyo indicador plasma la crítica situación en que se halla, con un panorama desolador que la tiene en situación de Restricted Default (parcial incapacidad de pago).

2 comentarios:

  1. Hola, hace tiempo que no mejoran la calificación peruana, que le falta? Si el Perú 🇵🇪 tiene políticas monetarias mas serias que Chile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las últimas mejoras peruanas fueron en los años 2013 y 2014, pues luego sólo han habido ratificaciones de los ratings asignados. Ocurre que los últimos años han sido de fuerte desaceleración productiva, de incremento de los déficits fiscales y de deterioro de la cuenta corriente, entre otros factores. Factores no graves, pero sí influyentes en la decisión de asignar calificaciones. Y en los últimos tiempos, el ruido político también ha venido afectando. Así las cosas, el Perú puede considerarse satisfecho con mantener sus calificaciones actuales, a la espera de que, con una aceleración productiva, mejora de sus finanzas públicas y el retorno de la tranquilidad política, pueda convencer nuevamente a las agencias de que merece una mejora. El fuerte incremento del superávit comercial, la notoria disminución del déficit en cuenta corriente y la recuperación de la inversión ayudan en ese aspecto, pero falta que la mejora abarque los demás aspectos y se haga más notoria.

      Eliminar

Temas tratados en nuestro blog