viernes, 23 de febrero de 2018

Libertad Económica en el Perú en el Largo Plazo

Hace unos días nos referimos (ver aquí) a los datos del Índice de Libertad Económica 2018 elaborado por la Heritage Foundation.

Allí hablamos sobre la figuración del Perú a nivel mundial, y de los rubros en los cuales más destaca y más flaquea.

Ahora volveremos al tema, pero viendo las tendencias a largo plazo que ha mostrado, tanto en el aspecto global de este, como en el de sus rubros componentes.

El primer gráfico nos dice que la tendencia es al alza, lenta pero sostenida, lo que se comprueba con un índice que el año 1995 era de 57.6%, y que a la fecha llega a 61.1%.

La crisis del año 2008, que afectó nuestras exportaciones y crecimiento, impactó en el índice, que retrocedió levemente, y en los años siguientes casi no avanzó. Felizmente, luego retomó la tendencia al alza.

Los siguientes gráficos muestran el desempeño en los rubros específicos. En el referido a Derechos de Propiedad, hubo una caída sostenida a lo largo de casi todo el período, pero que felizmente se ha corregido en los últimos años, con medidas que buscan protegerlo mejor.

En lo que atañe a la Efectividad Judicial, aún no hay elementos de comparación, pues el indicador recién ha sido incorporado por Heritage. Sin embargo, el porcentaje obtenido, de sólo 46.9%, indica que la situación hallada deja mucho que desear.

Una situación igualmente deficitaria se aprecia en el rubro de Integridad del Gobierno, donde la calificación es baja y donde la tendencia de largo plazo habla de una mejora casi imperceptible.

En lo que atañe a Carga Tributaria, sí hay un progreso muy evidente, con un porcentaje que en 1995 sólo llegaba al 65% y que hoy se acerca al 80%, ubicando al Perú en la categoría de Mayormente Libre.

En cuanto a Gasto del Gobierno, la situación es parecida a la de fines del siglo pasado. El año 2011 se produjo una notoria caída, por un evidente exceso en la materia, y a ella le sobrevino una paulatina recuperación, que sin embargo se ha debilitado recientemente.

En Salud Fiscal tampoco se puede comparar en el tiempo, pues el indicador también acaba de ser incluido. Pero la calificación es bastante favorable, muy cercana a la del nivel de país Mayormente Libre.

En Libertad para hacer Negocios, ha habido deterioro, al haberse pasado de una calificación cercana al 75% a una de sólo 65%, que sin embargo representa una evidente recuperación frente a la de inicios del siglo.

En lo que concierne a Libertad Laboral, no hubo mayores cambios hasta el año 2014, pero lamentablemente sí los está habiendo después de tal fecha, en la forma de un índice en paulatino deterioro.

La Libertad Monetaria es otro de los rubros en los que el Perú destaca. El índice actual, de 76.8%, y muy superior al de 1995, lo sitúa como un país Mayormente Libre en la materia.

Lo mismo ocurre con el índice de Libertad Comercial, en el cual nuestro país, gracias a sus tratados de libre comercio y otras políticas en dicho tema, no ha dejado de crecer, por lo que también se ubica en la destacada categoría mencionada en el rubro anterior.

En lo que atañe a Libertad para Invertir, entre los años 2003 y 2008 hubo deterioro del indicador, pero felizmente tal situación se ha revertido notablemente desde entonces, con sostenidas señales de mejora.

Por último, se puede ver la evolución en materia de Libertad Financiera. En este rubro, ha habido una evolución bastante estable, con un indicador que ha variado muy poco. Lamentablemente, eso está aconteciendo a un nivel muy bajo, de apenas 50% en promedio.

Luego de haber contemplado el movimiento de largo plazo de estos importantes indicadores, queda claro dónde ha habido mejoras y dónde traspiés, y por ende dónde se debe poner énfasis. Todo ello, bajo la convicción de que la libertad económica, tal como se ha demostrado en múltiples ejemplos en todas partes y todas las épocas, es fundamental para acelerar el crecimiento y acercarse al desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog