miércoles, 21 de marzo de 2018

PPK con las Horas Contadas

Al parecer, la suerte del presidente Kuczynski está echada, pues todo hace pensar que, si no renuncia en el transcurso del día de hoy, mañana será vacado del cargo por el Congreso.

La situación es lamentable, teniendo en cuenta la expectativa que se había generado en el país con la llegada al cargo más importante de una persona con sobradas condiciones profesionales y experiencia para administrarlo de una manera técnica y eficiente.

Lamentablemente, sus conductas y actitudes dejaron mucho que desear, y terminaron dando la razón a quienes siempre lo habían criticado por su propensión al lobbysmo, es decir, a resolver las cosas con acuerdos poco claros y por debajo de la mesa.

No de otra manera se explica la forma ambigua e informal en que manejó los asuntos de sus empresas, sin hacer una radical separación con los correspondientes a su mandato como funcionario o como presidente, y la penosa forma en que en los últimos tiempos llegó a acuerdos que le permitieran librarse de la vacancia. Con esas actitudes terminó por convencer hasta a quienes hasta el último momento habíamos pensado que la propuesta de vacancia era producto únicamente de la intransigencia, el rencor o el sectarismo.

Así las cosas, y si todo se desarrolla en la forma prevista por la gran mayoría de analistas, mañana deberá asumir el cargo el vicepresidente Vizcarra, quien tendrá todo el derecho a hacerlo, sin complejo de culpa ni sentirse intimidado ni moralmente presionado en lo más mínimo. No es traidor bajo ningún punto de vista quien actúa de acuerdo a lo que establece el procedimiento de sucesión constitucional, y para reemplazar a una persona que no tomó con la responsabilidad ni la seriedad debidas el alto cargo que el pueblo le había encomendado.

El reemplazo del presidente por el vicepresidente es, además, lo más adecuado, pues el país, lejos de entrar a una turbulenta fase de elecciones generales que generaría una enorme incertidumbre, debe dedicarse a cerrar lo más rápido posible este ingrato capítulo de su historia, para que la actividad económica y productiva pueda normalizarse cuanto antes, sin generar demasiados daños a la población.

Foto: Peru.com

1 comentario:

  1. La derecha se tumbo a la derecha, un show para distraer al Peru de la realidad de la mafiasa que ahora queda como heroe, ojala los Fujis NUNCA regresen al Peru, asi sea Fuji vs Antauro... NUNCA mas ningun Fuji mafioso, como cuando PPK le hace campania el 2011 a la mafiosa...

    1. Keiko y Kenji fingen una pelea para liberar a su padre, sacar a PPK y tomar el poder.
    2. Keiko y sus aliados piden la vacancia de PPK.
    2. Kenji apoya a PPK contra la vacancia y consigue el indulto para su padre.
    3. Kenji graba sobornos a congresistas y ministros para manchar a PPK y vacarlo.
    4. Meanwhile, todos se olvidan de Keiko y Barata.
    5. Vacan a PPK y Fuerza Popular toma el poder.
    6. Meses después, Keiko y Kenji se reconcilian.

    ¿Quién escribe y dirige la obra? Montesinos.

    ResponderEliminar

Temas tratados en nuestro blog