viernes, 15 de marzo de 2019

Calificación según Moody's y Evolución Peruana

La parte superior del siguiente gráfico muestra la actual calificación crediticia de los países latinoamericanos, según la agencia Moody's.

Allí se observa que Venezuela, abrumada por una terrible crisis, es el peor calificado, con un rating de C, mientras en el extremo opuesto Chile, con finanzas públicas en orden, luce el mejor rating, de A1. El Perú, con su correcto manejo fiscal, le sigue con uno de A3.

Pero en su parte inferior el gráfico también muestra otro detalle interesante: la evolución de la calificación peruana, desde la época en que, tras haber salido de sus graves crisis de los años 60, 70 y 80, comenzó a ser bien considerado por las agencias del rubro.

Se puede ver, por ejemplo, que en febrero del año 1996, luego del tremendo shock estabilizador de inicios de dicha década y de las notables reformas de liberalización económica puestas en marcha, que permitieron una considerable mejora de las finanzas públicas y las perspectivas de nuestro país, este logró incrementar su nota, que pasó a B2, el nivel donde hoy se encuentran Argentina y Nicaragua.

Dos años después, en marzo de 1998, hubo un avance de dos escalones, que le permitió llegar al nivel Ba3, donde actualmente figuran República Dominicana y Bolivia.

Y a partir del 2007 vinieron tres años excelentes, de la mano del auge de los precios de exportación, que le permitieron crecer espectacularmente, mejorar sus ingresos tributarios e incrementar notablemente su solvencia. Por eso en julio de ese año fue promovido al rating Ba2 (donde hoy se halla Brasil), luego en agosto del 2008 al Ba1 (donde a la fecha están Paraguay y Guatemala) y luego en el 2009 al Baa3, con lo cual ingresó al grado de inversión.

Posteriormente a eso, en agosto del 2012 escaló hasta el Baa2 (donde hoy se ubican Uruguay y Colombia) y por último, en julio del 2014 fue promovido al nivel A3, en el cual sólo lo iguala México y sólo lo supera Chile. Tras haber superado una fuerte desaceleración y un seria crisis política que felizmente no afectaron su imagen ante las agencias, ahora espera que el paso del tiempo y la mejora de sus indicadores le permitan reemprender la marcha hacia mejores calificaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temas tratados en nuestro blog